Cuáles son las mejores rutas senderistas de Francia

SI TE APASIONA LA NATURALEZA Y LAS EXCURSIONES SENDERISTAS ECHA UN OJO A ESTAS RUTAS QUE HAY EN FRANCIA

Francia cuenta con una sorprendente diversidad de paisajes, desde la cima nevada del Mont Blanc hasta las profundas aguas azules del Mediterráneo. Cada región ofrece inspiradoras rutas de senderismo que seguro que le impresionarán. Incluso el excursionista más hastiado se sentirá maravillado por el sublime paisaje alpino del valle de Chamonix o por una deslumbrante caminata junto al mar en la costa de la Riviera francesa.

En la pintoresca región pastoral de Alsacia, los excursionistas pueden pasear por caminos rurales y llegar a aldeas de cuento enclavadas en colinas cubiertas de viñedos. También son deliciosos los senderos de los montes Luberon, en la Provenza, que conectan pueblos pintorescos e históricos aptos para visitarlos en una escapada por europa.

Los peregrinos modernos descubrirán una fascinante herencia espiritual medieval (y un reto físico) en una parte del Camino de Santiago en los Pirineos. Para muchos aficionados a la historia, una experiencia esencial es la Ruta del Recuerdo, que recorre los campos de batalla de la Primera Guerra Mundial a lo largo de la costa de Normandía. La caminata más exigente de la lista es el sendero GR20 en Córcega, que sólo se aconseja a los atletas bien entrenados, mientras que cualquiera puede disfrutar del suave paseo por la naturaleza en el Circo de Gavarnie, donde maravillosas cascadas caen desde elevadas paredes de roca de granito en la distancia.

Desde las montañas hasta el mar, explora este país tan diverso con esta lista de las mejores rutas de senderismo de Francia.

1. Tour del Mont Blanc

Tour del Mont Blanc

El legendario Mont Blanc es el pico más alto de Europa, con una altitud de 4.810 metros. La ascensión a la cima es extremadamente agotadora y requiere una forma física excepcional, así como un guía. Sin embargo, el Mont Blanc no es sólo para escaladores. Hay tramos moderados del Mont Blanc que pueden abordarse como caminatas cortas.

El Tour del Mont Blanc es un sistema de rutas de senderismo que cubre 170 kilómetros, con muchos puntos de partida diferentes, como Courmayeur, Les Houches y Chamonix. A lo largo del camino, los refugios de montaña permiten a los excursionistas descansar y tomar un refrigerio o repostar con una buena comida y pasar la noche en acogedoras habitaciones de estilo alpino.

Le Chemin des Rognes es una desafiante ruta de montaña que comienza en Bellevue y termina en Baraque des Rognes y dura entre tres y cuatro horas. Esta ruta recompensa a los excursionistas con increíbles vistas del valle de Chamonix, la Aiguille du Midi y la cordillera de Aravis.

En el valle de Chamonix, la ruta del Glaciar de Argentie`re es una excursión en bucle de 10 kilómetros con una fuerte pendiente, que asciende 980 metros con sublimes panorámicas en la cima. Accesible desde el teleférico de Grands Montets, la ruta comienza en Lognan. El refugio de montaña Chalet du Lognan y el refugio d'Argentière se encuentran a lo largo de esta ruta.

En el Valle de Aosta, el punto de partida de una caminata de dos horas es accesible desde el funicular de Courmayeur. Esta caminata relativamente fácil termina en Courmayeur en La Maison Vieille, un albergue de montaña rústico en un valle soleado.

2. Paseo por la naturaleza en el Circo de Gavarnie

Paseo por la naturaleza en el Circo de Gavarnie

En el Parque Nacional de los Pirineos, el Circo de Gavarnie es un sitio del Patrimonio Mundial de la UNESCO accesible para la mayoría de los visitantes. Un recorrido fácil comienza en el pequeño pueblo de Gavarnie, pasando por el Hôtel du Cirque y los establos de caballos, y luego sigue el arroyo hasta la cabecera del valle. Sin apenas pendiente, este sendero se presta más a un paseo que a una caminata. A lo lejos, las paredes de roca caliza formadas por el glaciar se elevan 1.700 metros y encierran el pequeño valle, creando la impresión de una catedral en la naturaleza.

Al esplendor teatral se suman las numerosas cascadas que caen desde las cumbres nevadas (más de 3.000 metros de altitud). La más impresionante es la Grande Cascade, que cae más de 400 metros, lo que la convierte en la cascada más alta de Europa.

En el parque no hay construcciones modernas, sólo pequeños chalets rústicos, pastos de cabras y pequeñas pasarelas que cruzan el borboteante arroyo de montaña. El canto de los pájaros completa la experiencia tranquila y meditativa. El suave paseo circular dura aproximadamente una hora de principio a fin.

ofertas escapadas europa

Para una caminata más exigente en el Parque Nacional de los Pirineos, los excursionistas avanzados deben tomar el camino hasta el puerto de montaña Brèche de Roland (a 2.807 metros). La ruta comienza en el Col de Tentes y conduce a la frontera franco-española. La caminata dura unas cuatro horas y supone una subida empinada, además de trepar por algunas rocas, pero las magníficas vistas hacen que el esfuerzo merezca la pena.

3. El legendario sendero GR20 en Córcega

El legendario sendero GR20 en Córcega

El sendero GR20 en Córcega es una de las rutas de larga distancia más famosas y duras de Europa. Con sus espectaculares desfiladeros y laderas rocosas, este legendario sendero es popular entre los excursionistas avanzados. El camino, bañado por el sol, atraviesa la isla de Córcega de norte a sur, recorriendo un paisaje de laderas escarpadas y desfiladeros salvajes. Además de ser una prueba de resistencia física, el sendero se encuentra en un terreno remoto, lo que añade un elemento de desafío psicológico. Sólo aquellos que estén suficientemente entrenados deberían intentar la caminata.

4. Excursiones a los pueblos más bonitos del Luberon

Excursiones a los pueblos más bonitos del Luberon

El Parque Natural Regional del Luberon es una reserva natural de la Provenza que figura en la lista de la UNESCO. El Luberon cuenta con rutas de senderismo y senderos que conectan sus pintorescos pueblos, muchos de ellos catalogados como "Plus Beaux Villages de France" ("Pueblos más bonitos de Francia").

Una excursión excelente es la que va de Gordes a Roussillon. La caminata de 10 kilómetros comienza en el pueblo medieval de Gordes, situado en la cima de una colina, y continúa por carreteras pintorescas hasta llegar al llamativo pueblo perché de Roussillon, que se alza sobre un acantilado ocre con vistas a un paisaje impresionante.

Desde Roussillon, una magnífica excursión de un día es la de Lourmarin, uno de los "Plus Beaux Villages" de Francia. Esta excursión de 25 kilómetros recorre caminos rurales y senderos hasta llegar a Lourmarin, enclavado en un valle protegido en la base de los montes Luberon. Lourmarin tiene el ambiente relajado y a la vez animado de un pueblo tradicional provenzal y es el lugar perfecto para terminar después de una larga caminata por sus acogedores restaurantes, cafés al aire libre y boutiques. Lourmarin también cuenta con varios hoteles con encanto.

5. Caminos entre colinas y pintorescos pueblos alsacianos

Un pintoresco pueblo alsaciano

En el paisaje perfecto de Alsacia, las verdes colinas cubiertas de viñedos están salpicadas de pueblos de cuento y pequeñas aldeas. Toda la zona se encuentra dentro del Parque Natural Regional de los Vosgos del Norte, declarado por la UNESCO.

Una excursión de ocho kilómetros en esta zona es la que va de Bergheim a Riquewihr. Rodeada de murallas medievales, Bergheim es apreciada por sus pintorescas y sinuosas callejuelas y sus edificios adornados con flores. Desde Bergheim, los senderos conducen a través de un paisaje bucólico hacia Riquewihr. Los excursionistas notarán el campanario de la iglesia de Riquewihr al acercarse a este pueblo de cuento, catalogado como uno de los "Plus Beaux Villages" de Francia.

Desde Riquewihr, un agradable y corto paseo (de tres kilómetros) continúa hasta Mittelwihr, una pequeña aldea enclavada entre un mosaico de granjas. Otra caminata escénica se suma a este itinerario desde Mittelwihr hasta Kaysersberg, a la que se llega por una carretera rural de seis kilómetros que se adentra en el valle del Weiss. Las hermosas y antiguas casas burguesas de Kaysersberg están decoradas con coloridas flores en maceta al estilo tradicional alsaciano. Esta elegante ciudad fue Ciudad Imperial Libre en el siglo XIII y ha conservado su cautivador ambiente medieval.

6. El camino de Nietzsche desde el pueblo de Eze hasta la playa de Eze

Vista desde el Sendero Nietzsche

El Sendero Nietzsche, en la Costa Azul, ofrece una desafiante caminata por la ladera de una colina con espléndidos panoramas junto al mar. Este empinado sendero sigue las huellas del famoso filósofo alemán. Su punto de partida es el encaramado pueblo medieval de Eze, conocido como el "nid d'aigle" (nido de águila) por estar encaramado a 400 metros sobre el mar. A la sombra de robles y olivos, el sendero domina la costa mediterránea y la península de Saint-Jean Cap Ferrat en la distancia. En un día claro, las impresionantes vistas de la costa se extienden hasta Italia y la isla de Córcega.

Aunque el paisaje es de ensueño, esta caminata es difícil, con una escalera de piedra extremadamente empinada que serpentea por la ladera cubierta de vegetación. Mientras se asumen las pendientes, los excursionistas pueden detenerse a admirar las hipnotizantes aguas azules. La caminata dura aproximadamente 1,5 horas y termina en Eze-sur-Mer, la zona costera de la ciudad que cuenta con una playa rodeada de pinos (ideal para nadar y navegar), cafés, restaurantes, hoteles y una estación de tren. El Camino de Nietzsche se puede recorrer a la inversa (conveniente si se llega en tren) subiendo desde Eze-sur-Mer hasta el pueblo de Eze, situado en una colina. 

7. Ruta Napoleón en el Camino de Santiago

Ruta Napoleón en el Camino de Santiago

El Camino de Santiago fue la ruta de peregrinación medieval más importante de Europa. Los peregrinos se embarcaban en viajes de meses para llegar al venerado destino de Santiago de Compostela en España, venerado por la tumba del Apóstol Santiago, que había sido trasladada desde Tierra Santa. La ruta del Camino de Santiago sigue siendo popular entre los peregrinos y excursionistas de hoy en día. Algunos viajeros dedican semanas o incluso meses a completar partes del camino o incluso todo el recorrido.

Uno de los tramos más interesantes y exigentes del Camino de Santiago es la Ruta Napoleón. Esta caminata avanzada comienza en Saint-Jean Pied de Port, un característico pueblo vasco con calles empedradas y casas de paredes rojas. La ruta de 27 kilómetros lleva a los excursionistas a través de las montañas de los Pirineos, ascendiendo unos 700 metros de altitud. Algunas partes del camino tienen una pendiente muy pronunciada.

A lo largo del camino, pequeñas placas con conchas de vieira (el símbolo de los peregrinos jacobeos) confirman que se trata del Camino de Santiago. La ruta termina en España, en Roncesvalles, un antiguo pueblo con un histórico albergue de peregrinos y un convento.

8. Paseo por la costa en la cuenca de Arcachon o en la Duna del Pilat

Paseo por la costa de Bassin d'Arcachon o por la Duna del Pilat

La cuenca de Arcachon es un paraje natural prístino situado en el suroeste de Francia, a unos 72 kilómetros de Burdeos. La bahía de Arcachon, un relajante refugio costero, cuenta con siete kilómetros de playas de arena, así como con puertos de ostras, muelles de pesca y el mayor puerto deportivo del océano Atlántico. Disfrute de un refrescante paseo costero que comienza en Arès, en la cuenca de Arcachon. La zona es una reserva natural de marismas (la Réserve Naturelle des Prés Salés) con un sendero circular de 12 kilómetros. Este pintoresco recorrido peatonal es un lugar ideal para la observación de aves.

Uno de los mejores lugares de Francia para descubrir un paisaje natural único es la Duna del Pilat, a 12 kilómetros al sur de Arcachon. A causa del viento y las mareas, este banco de arena de 2,7 kilómetros de longitud cambia constantemente de forma. Reserva protegida, la Duna del Pilat es un lugar maravilloso para dar paseos por la naturaleza bajo un cielo azul brillante. Los observadores de aves podrán avistar especies autóctonas como el chorlito patinegro. Otras cosas que se pueden hacer son el parapente, la vela y el surf.

9. Caminatas por bosques y campos de cultivo en las montañas del Béarn

Tierras de cultivo en los Montes del Béarn

La histórica región del Béarn, una de las principales atracciones de los Pirineos franceses, es una idílica zona rural de colinas y montañas a unos 40 kilómetros de Lourdes. A las afueras de Jurançon, una estrecha carretera rural de dos carriles lleva a los viajeros hasta las Montañas bearnesas, una exuberante zona montañosa de arboledas profundas, barrancos, ríos cristalinos y cascadas. Los bosques están intercalados con pequeñas granjas y pastos donde pastan las cabras. Hermosas rutas de senderismo serpentean por los bosques y valles.

10. Circuito del recuerdo de los campos de batalla del Somme

Cementerio australiano

Con sus playas vírgenes, lagunas, dunas y marismas, la Bahía de Somme en Normandía es un majestuoso paisaje costero. Los amantes de la naturaleza disfrutarán del estimulante paisaje costero, mientras que los aficionados a la historia apreciarán el Circuito del Recuerdo, que recorre los lugares de las batallas de la Primera Guerra Mundial (la Batalla del Somme de 1916 y la Batalla de Picardía de 1918).

La Ruta del Recuerdo es un itinerario marcado entre las ciudades de Péronne y Albert. A lo largo del recorrido se encuentran campos de batalla, cementerios de la Primera Guerra Mundial, museos y monumentos conmemorativos, como el Australian National Memorial de Villers-Bretonneux.

La Ruta del Recuerdo puede realizarse como un recorrido a pie autoguiado. Las oficinas de turismo de Péronne y Albert ofrecen información sobre el recorrido a pie de la Ruta del Recuerdo. Si la visita se realiza a finales de la primavera, los excursionistas podrán disfrutar del magnífico espectáculo de las amapolas rojas que florecen en los campos. La amapola roja se considera un emblema del sacrificio y del recuerdo.

11. La ruta de Martel en las Gargantas del Verdon

La senda de Martel

El sendero Martel (Sentier Martel) ofrece una visión del impresionante entorno natural de las Gargantas del Verdon. Adecuado para excursionistas en buena forma física, el sendero de 16 kilómetros atraviesa el espectacular cañón con un pronunciado descenso hacia el valle, atravesando túneles y pasando por lugares de baño. Se tarda unas seis horas en completarlo de principio a fin (sólo ida). Debido a la longitud y el nivel de dificultad, intentar completar todo el sendero puede no ser la mejor idea, a menos que se organice el transporte para recogerlo al final del camino.

Consejos: Asegúrese de llevar un calzado robusto para caminar, con tacos para soportar el terreno. Lleve mucha agua porque puede hacer mucho calor, sobre todo en verano. Llevar un traje de baño es útil si quiere darse un chapuzón en una de las piscinas naturales del camino.

¿TIENES PENSADO VIAJAR? PIDE PRESUPUESTO GRATIS

Acepto los términos y condiciones.

OFERTAS DE VIAJE RELACIONADAS