Cu√°les son los Parques Nacionales mas impresionantes de Chile

SI VIAJAS A CHILE NO PUEDE FALTAR UNA VISITA A ALGUNO DE ESTOS INCRE√ćBLES PARQUES NACIONALES QUE TIENE ESTE PA√ćS

Chile, un país sorprendente que ocupa una larga y estrecha franja de tierra que cubre la costa occidental de Sudamérica, cuenta con una increíble gama de hermosos paisajes que dejarán atónito y asombrado a quien visite sus costas. Al atravesar varias líneas de latitud, las correspondientes diferencias climáticas hacen que el país cuente con una gran variedad de ecosistemas y ambientes contrastados. Si esto se combina con su belleza natural montañosa, se obtiene una espectacular selección de impresionantes paisajes para descubrir y deleitarse.

Desde el desierto más árido de la tierra hasta las montañas lluviosas, lacustres y glaciares del sur; un viaje a Chile lo tiene todo y eso sin mencionar la magnífica Isla de Pascua que forma parte del país. En esencia, se trata de una tierra de increíble belleza que hay que ver y experimentar para creer. La mejor manera de hacerlo es adentrarse en la naturaleza y dirigirse a los más bellos parques nacionales de Chile.

1. Parque Nacional Torres del Paine

 Parque Nacional Torres del Paine

Probablemente el parque más popular de todo Chile, sus impresionantes paisajes son posiblemente lo que se nos viene a la cabeza cuando pensamos en el país. Considerado habitualmente como uno de los lugares más impresionantes del mundo, el Parque Nacional Torres del Paine es una visita obligada para cualquiera que visite Chile.

En realidad, las palabras no pueden hacer justicia a las increíbles imágenes que se muestran en este impresionante lugar del mundo. Simplemente, las impresionantes montañas nevadas, las aguas cristalinas de los lagos y las onduladas colinas y valles que las rodean tienen que verse para creerse. La belleza personificada, esta maravilla natural es hipnotizante y hechizante, tal es su esplendor.

2. Parque Nacional Alberto de Agostini

 Parque Nacional Alberto de Agostini

Con extensos fiordos que penetran en lo más profundo de los barrancos que delimitan una montaña de otra, es justo decir que el Parque Nacional Alberto de Agostini tiene ciertamente una serie de hermosos panoramas y paisajes para que los visitantes se deleiten.

Situado cerca del extremo sur de Chile, el parque comprende los últimos tramos de la cordillera de los Andes antes de que ésta se pierda en una serie de montañas aisladas que se sumergen lentamente en las profundidades del Pacífico.

Aislado y alejado del resto del país, algunas partes del parque fueron descubiertas en el último siglo. En consecuencia, el entorno sigue siendo prístino y salvaje. Marcadas por los movimientos glaciares, las montañas rocosas contrastan asombrosamente con las aguas de un azul intenso que las rodean.

3. Parque Nacional Rapa Nui

 Parque Nacional Rapa Nui

Famosos en todo el mundo, los enormes monumentos de la Isla de Pascua no se parecen a ningún otro en la tierra. Únicos en su aspecto, el modo en que fueron erigidos fue un misterio hasta tiempos recientes e incluso ahora hay cierta controversia sobre cómo se hizo. Estas gigantescas estatuas de piedra son una maravilla del ingenio humano y, aisladas en medio del Océano Pacífico, la gente llegó a pensar que los extraterrestres las habían transportado hasta allí, dada la desolación de la isla.

Estas impresionantes estatuas hacen del Parque Nacional de Rapa Nui un lugar único y encantador. Los visitantes no dejarán de impresionarse con las cabezas y, mirando al océano, desprenden un sentimiento melancólico al ser el último bastión que queda de su antigua civilización.

4. Parque Nacional Vicente Pérez Rosales

 Parque Nacional Vicente Pérez Rosales

En este país montañoso, las impresionantes formaciones geológicas y los volcanes nunca están lejos. Este asombroso parque cuenta con una serie de panoramas y escenas perfectas para que los visitantes disfruten, ya que se encuentra en los interminables Andes.

La tierra escarpada tiene un aspecto maravilloso y este estupendo paisaje se debe a que los glaciares abren el terreno a lo largo de milenios, forzando las rocas con su imparable movimiento. Entre todas las montañas que dominan el entorno se encuentra el lago de Todos los Santos, una tranquila y apacible masa de agua que contrasta asombrosamente con la ardiente furia de los antiguos volcanes que lo rodean.

Un paseo en barco por sus tranquilas aguas es una forma estupenda de ver las montañas en su elemento, ya que el sol brilla en el agua ante usted y los picos sobresalientes se reflejan en las ondas del lago.

5. Parque Nacional Laguna del Laja

 Parque Nacional Laguna del Laja

Las montañas del Parque Nacional Laguna del Laja, que recuerdan a los Alpes en Europa, son un espectáculo para la vista. Situado en la cordillera de los Andes, este parque tiene una nieve blanca y cegadora que cubre su superficie, y desde las laderas de las montañas se puede disfrutar de una serie de hermosas vistas.

Ya sea caminando por los senderos nevados, escalando los acantilados rocosos o esquiando por las prístinas laderas; la Laguna del Laja tiene algo para que todos disfruten. Sea cual sea el pasatiempo que prefieras, siempre tendrás un paisaje impresionante que acompañe tu actividad.

Descubre Chile

Dos de los principales puntos de interés del parque son el impresionante volcán Antuco y la imponente Sierra Velluda. Esta última es particularmente impresionante, ya que sus escarpados picos pintan una imagen encantadora contra el cielo azul detrás de ella.

6. Parque Nacional Bernardo O'Higgins

 Parque Nacional Bernardo O'Higgins

El parque nacional más grande de Chile, Bernardo O'Higgins, alberga una increíble sección de los Campos de Hielo Patagónicos Sur. Salvaje y remoto, y aún más bello por ello, visitar este parque nacional es todo un reto por su aislamiento del mundo.

Volar en helicóptero o navegar en barco son las dos únicas opciones disponibles para el turista intrépido que intente visitarlo. Sin embargo, sus esfuerzos se verán ampliamente recompensados, ya que visitar Bernardo O'Higgins es adentrarse en la naturaleza. Los glaciares prístinos le dan la bienvenida hasta donde alcanza la vista y el enorme glaciar Pío XI y el imponente monte Balmaceda son dos de las partes más pintorescas del parque.

Lanzarse al agua y explorar los fiordos que intercalan los glaciares y las montañas en kayak de mar será sin duda el punto culminante de cualquier viaje a Chile, ya que el paisaje es único y fascinante.

7. Parque Nacional Queulat

 Parque Nacional Queulat

El principal atractivo para los turistas del Parque Nacional de Queulat son los increíbles glaciares situados entre las montañas. El glaciar colgante Queulat es la pieza de resistencia en este sentido y, enclavado entre los picos, es maravilloso de contemplar.

Con enormes cañones que se abren paso a través de las montañas, se pueden encontrar varios barrancos y acantilados impresionantes entre las otras maravillas naturales del parque. Los bosques de hoja perenne cubren los valles y contrastan con el gris áspero de la ladera de la montaña.

Formado hace muchos milenios por las capas de hielo que se abrieron paso a través de la roca, este antiguo paisaje es indómito e intacto. El Parque Nacional de Queulat, con una serie de magníficos caminos y senderos que se abren paso a través del parque escénico, merece sin duda una visita.

8. Parque Nacional Conguillio

 Parque Nacional Conguillio

Este punto clave de la biodiversidad cuenta con una enorme variedad de ecosistemas que seguramente atraerá y entusiasmará a cualquier visitante del parque. Tanto si se trata de hacer senderismo por los Andes, como de explorar las antiguas coladas de lava o de deleitarse con las aguas cristalinas de los lagos que salpican el Conguillio, este parque nacional es casi un milagro de la naturaleza por la abundancia de sus riquezas.

Una de las principales atracciones del parque es el volcán Llaima, que entra en erupción con frecuencia, provocando las impresionantes formaciones de lava que lo rodean. Con vistas al lago Conguillio, el volcán de cúpula blanca forma un hermoso telón de fondo para el lago azul y los verdes bosques que lo rodean. Un mundo de color contenido en una sola y pequeña zona.

9. Parque Nacional Juan Fernández

 Parque Nacional Juan Fernández

Formado por tres pintorescas islas situadas lejos de la costa en el Océano Pacífico, es justo decir que visitar este parque nacional requiere un poco de esfuerzo y planificación. Sin embargo, merece la pena el viaje, ya que las islas, de increíble belleza, son un espectáculo para la vista.

Las montañas verdes del archipiélago, que surgen del océano, se ven mejor en barco. Aisladas y solas en el océano, su aislamiento hace que la flora y la fauna sean muy diferentes de las que se encuentran en el continente, por lo que recorrerlas es una aventura encantadora.

Para atraer a los turistas, una de las islas fue rebautizada con el nombre de Isla de Robinson Crusoe, ya que la novela se inspiró en historias de náufragos abandonados en el archipiélago. El Parque Nacional del Archipiélago de Juan Fernández, muy alejado de los caminos trillados, no te decepcionará.

10. Parque Nacional Lauca

 Parque Nacional Lauca

Situado en el extremo norte del país, el Parque Nacional Lauca se encuentra en la famosa Cordillera de los Andes. Con varios volcanes nevados en el parque, se garantiza un paisaje impresionante, ya que se elevan de forma impresionante desde las llanuras que hay debajo, dominando su entorno y llegando hasta el cielo.

Como los dos lagos Cotaconi y Chungara también están en Lauca, encontrarás, como suele ocurrir en Chile, una gran variedad de ecosistemas dentro de los límites del parque. Desde campos de lava y calderas hasta ríos y yacimientos arqueológicos, no te será fácil visitar todos los increíbles lugares del Parque Nacional Lauca. Mientras llamas, alpacas y pumas llaman al parque su hogar; realmente tienes lo mejor de Chile ubicado en un solo parque nacional

¬ŅTIENES PENSADO VIAJAR? PIDE PRESUPUESTO GRATIS

Acepto los términos y condiciones.

OFERTAS DE VIAJE RELACIONADAS