Hoteles paradis├şacos a los que no se puede llegar por carretera

DEJA EL COCHE APARCADO Y PON RUMBO A UNO DE ESTOS INCRE├ŹBLES HOTELES

Si los desplazamientos diarios, los atascos y los conductores de los domingos hacen que quieras escaparte a un escondite remoto, nosotros podemos hacerlo realidad. Aquí están las mejores selecciones de hoteles a los que no se puede llegar a través de la carretera.

4* Inkaterra Reserva Amazónica, Perú

Hoteles paradisíacos a los que no se puede llegar por carretera

Cómo llegar: en barco por el río Madre de Dios

En el límite de la Reserva Nacional de Tambopata, en la Amazonia peruana, conocida como la capital de la biodiversidad de Perú, este remoto refugio en la selva es en realidad bastante fácil de acceder mediante un breve vuelo desde Cuzco y un viaje en barco. Sólo hay 30 cabañas con techo de paja preparadas para acoger a los exploradores cansados, y un guía te recibirá para ayudarte a planificar tu estancia, desde la observación de aves y la visita a las comunidades nativas hasta el Inkaterra Jungle Canopy, donde puedes caminar por las copas de los árboles a 31 metros de altura.

5* One&Only Hayman Island, Australia

 Hoteles paradisíacos a los que no se puede llegar por carretera

Cómo llegar: paseo en lancha de lujo, helicóptero o hidroavión

Repetidamente votado como uno de los mejores hoteles de Australia, Hayman Island es la más septentrional de las Islas Whitsunday y está en el corazón de la Gran Barrera de Coral. Contempla el arrecife desde las alturas en un hidroavión o sumérgete en el agua para intentar avistar ballenas migratorias, tortugas marinas, raros caballitos de mar y caleidoscópicas oleadas de peces de arrecife. Aprovecha la oportunidad para ir de excursión a los lugares más altos de la isla, relajarte en el spa o coger una cabaña en la playa para hacer un picnic privado para dos.

5* Taj Lake Palace, Udaipur, India

 Hoteles paradisíacos a los que no se puede llegar por carretera

Cómo llegar: en barco

El Taj Lake Palace parece flotar como un espejismo en el lago Pichola, con las colinas Aravalli detrás. Es un lugar tranquilo; un opulento palacio de mármol, patios, pabellones y jardines construido para un maharajá con una historia fascinante. Llega a la isla bajo una lluvia de pétalos de rosa y el mayordomo te ayudará a planificar tu estancia, desde cenar donde quieras hasta pasear por el lago en un barco real. Antes de partir, sucumbe a la aromaterapia india y al yoga para desarrollar un estado mental sereno.

3,5* Mahamaya , Islas Gili, Indonesia 

Hoteles paradisíacos a los que no se puede llegar por carretera

Cómo llegar: en barco

Llegar en barco a las arenas blancas y puras es la primera impresión que se tiene de Mahamaya, un relajante refugio que se traduce acertadamente como "el último paraíso". Situado frente a la playa de la tranquila isla Gili Meno, es el escondite perfecto para escapar de los complejos turísticos más concurridos de los alrededores. Este hotel está gestionado por una familia, con sólo 18 suites y villas y un personal acogedor. Las suites son luminosas, sencillas y contemporáneas, con credenciales ecológicas, pero lo realmente especial es su ubicación. Lo máximo que se puede hacer aquí es probar uno de los kayaks, bucear directamente desde la playa o aventurarse en bicicleta para explorar la isla. Se trata de paz y tranquilidad. 

4* Tsara Komba Lodge, Nosy Komba, Madagascar

Hoteles paradisíacos a los que no se puede llegar por carretera

Cómo llegar: lancha rápida desde Nosy Be

Sólo hay ocho alojamientos con techo de paja en este eco-retiro boutique. Cada uno de ellos tiene vistas al océano y está a sólo unos pasos de la playa, y el complejo tiene algunas de las mejores vistas de Madagascar. La isla no tiene carreteras, por lo que se puede explorar a pie, en canoa o en barco; y el parque natural vecino permite ver de cerca camaleones, colibríes y lémures. A menudo se ven delfines cruzando el canal frente al hotel, y el fantástico chef francés preparará los platos más frescos con ingredientes de la huerta orgánica y pescado de la zona.

4* Diamonds Athuruga, Maldivas

Hoteles paradisíacos a los que no se puede llegar por carretera

Cómo llegar: hidroavión

Las villas son unas de las más grandes que se ven en las Maldivas, con un enorme porche con un sofá, una mesa de comedor y sillas para poder aprovechar al máximo las impresionantes vistas y el espacio exterior. Todas las mañanas te despertarás con el desayuno preparado y servido en el porche. ¡Qué manera de empezar el día! El resto de los días los puedes pasar buceando en el increíble arrecife de la casa y las noches tomando cócteles y mirando la Vía Láctea.

┬┐TIENES PENSADO VIAJAR? PIDE PRESUPUESTO GRATIS

Acepto los t├ęrminos y condiciones.

OFERTAS DE VIAJE RELACIONADAS
Tags: hoteles.