Vacaciones en Tel Aviv y Jerusalén

DESCUBRE ESTAS DOS CIUDADES EN UNAS VACACIONES

¿Alguna vez te has preguntado cómo serían unas vacaciones en Israel? Sharon Ehrlich Bershadsky se crió en Israel y habla de los lugares históricos del país, de los platos locales y de por qué la vida nocturna de Tel-Aviv es legendaria. Combina Tel-Aviv con Jerusalén y conocerás realmente lo mejor de lo que ofrece Israel.

¿Cómo es Tel Aviv?

Muy pocas ciudades del planeta tienen la ecléctica mezcla de experiencias que ofrece Tel Aviv. Si te gusta la historia y la arqueología, la antigua Jaffa, en la parte sur de la ciudad, es uno de los puertos más antiguos del mundo. El centro de visitantes de la Vieja Jaffa muestra los hallazgos arqueológicos locales y ofrece una experiencia en 3D que da a los visitantes la historia de la zona de forma entretenida.

 dos ciudades, una fiesta

Museos, ópera, música y danza: Tel Aviv lo ofrece todo en materia de cultura. La ciudad está llena de artistas, desde la colonia de artistas que ahora tiene su sede en Jaffa hasta los artesanos que venden sus productos dos veces por semana en el mercado de Nahalat Binyamin. El Museo de Arte de Tel Aviv cuenta con una impresionante selección de artistas expuestos, y quienes disfruten de una experiencia más singular pueden visitar el Museo Ilana Goor. La Ópera de Israel acoge durante todo el año espectáculos de ópera, música y danza.

 dos ciudades, una fiesta

Si te gusta más relajarte en la playa, la costa mediterránea de Tel Aviv cuenta con más de 13 kilómetros de arenas doradas. Puedes encontrar una gran variedad de deportes acuáticos para disfrutar, y el paseo marítimo que recorre la playa alberga bares y restaurantes que te ofrecerán un bocado rápido y un cóctel mientras contemplas una espectacular puesta de sol.

 dos ciudades, una fiesta

¿Qué hay que visitar en Tel Aviv?

Puedes visitar el Mercado del Carmelo, el más antiguo de Tel Aviv, y regatear por sus productos. Visita la antigua Jaffa para disfrutar de la experiencia 3D, pide un deseo en el "Puente de los Deseos" y disfruta de las hermosas vistas de Tel Aviv. Se recomienda que hagas una visita a la "Ciudad Blanca" para ver la arquitectura de la Bauhaus, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Cuando se trata de comer, hay restaurantes espectaculares y la ciudad es líder mundial en cocina vegana. Desde disfrutar de un típico desayuno buffet israelí en tu hotel hasta comer una extraordinaria comida en uno de los establecimientos de alta cocina de la ciudad, quienes la visiten pueden descubrir que sus papilas gustativas se niegan a ir a otro sitio. La ciudad también acoge muchos eventos y festivales y siempre hay algo que hacer.

¿A qué distancia está Tel Aviv de Jerusalén?

No está lejos, el viaje en coche entre las dos ciudades dura alrededor de una hora, pero muy pronto se abrirá una nueva línea de tren que sólo tardará 28 minutos.

 dos ciudades, una fiesta

¿Qué hay que ver en Jerusalén?

La Ciudad Vieja es una antigua zona amurallada de Jerusalén que está dividida en cuatro barrios: Judío, cristiano, musulmán y armenio. Alberga tesoros como el Muro de las Lamentaciones, el lugar más importante del judaísmo; la Iglesia del Santo Sepulcro, el lugar donde se cree que tuvo lugar la crucifixión de Jesús para muchas confesiones cristianas; y la Cúpula de la Roca y la Mezquita de Al-Aqsa para los seguidores del Islam. Se pueden ver lugares históricos y hallazgos arqueológicos por todas partes, y la mayoría de los que la visitan sienten que la atmósfera espiritual les rodea y abraza.

 dos ciudades, una fiesta

Durante tu estancia en Jerusalén, puedes visitar el mercado de Mahane Yehuda. Durante el día, puedes comprar una tarjeta Bite Card que te permitirá probar una gran variedad de sabrosos productos de los vendedores; y, por la noche, la comida desaparece y los bares cobran protagonismo. También puedes reservar una serie de visitas al mercado, desde experiencias culinarias hasta visitas a bares nocturnos.

 dos ciudades, una fiesta

Yad Vashem, el Centro Mundial para el Recuerdo del Holocausto, ofrece un viaje lineal por el auge del antisemitismo, el Holocausto y el futuro del pueblo judío. La historia es contada por las personas que la vivieron y es una visita obligada para cualquiera que visite Jerusalén. En cuanto a la historia, también se recominda el Museo de Israel, donde se puede descubrir la arqueología local, una impresionante maqueta de la Ciudad Vieja en torno al año 66 y, por supuesto, los Rollos del Mar Muerto.

 dos ciudades, una fiesta

¿Cuál es la mejor época para visitar Tel Aviv y Jerusalén?

Estas dos ciudades son ideales para visitarlas en cualquier época del año. La época del año en la que es más probable que llueva y las temperaturas sean más frescas es de diciembre a febrero. La primavera y el otoño suelen tener temperaturas agradables y muy poca lluvia, y los que les guste el calor y el sol pueden visitarlas durante los meses de verano.

 dos ciudades, una fiesta

¿Cómo es la vida nocturna en Tel Aviv?

La vida nocturna de Tel Aviv es épica y legendaria. La extraordinaria escena de bares y clubes de la ciudad ofrece un ambiente de fiesta que rivaliza con el de cualquier otro lugar del mundo. Tel Aviv es llamada la ciudad que nunca duerme por una buena razón: los clubes están abiertos a todas horas y la mayoría de las veces no se llenan hasta bien pasada la medianoche. Los que prefieran una noche más tranquila encontrarán una gran cantidad de bares con una gran variedad de temas para disfrutar.

¿Qué platos locales hay que probar en las ciudades?

Hummus. Puede sonar a tópico, pero los israelíes sí que saben hacer hummus. El falafel es muy popular y está disponible en todas partes, especialmente en los vendedores de comida callejera. La shakshuka, una deliciosa mezcla de tomates guisados, ajo y especias con huevos, es también algo que todo el mundo debería disfrutar. También está el Sabich, que consiste en una pitta rellena de berenjenas, huevos duros, ensalada israelí y sabroso tahini y/o hummus.

 dos ciudades, una fiesta

Una de las cosas brillantes de la comida en Israel es que es una fusión de tradiciones de todo el mundo. Cuando la gente se trasladó a Israel, trajo consigo sus recetas regionales. La combinación de tantas ideologías alimentarias y de ingredientes locales de calidad superior hacen de Israel un paraíso para los amantes de la comida.

¿Se puede llegar al Mar Muerto desde cualquiera de estas ciudades?

Fácilmente. Las excursiones de un día al Mar Muerto son fáciles desde cualquier ciudad, y la experiencia es única. Flotar sin esfuerzo en las aguas saladas es algo único, y los beneficios para la salud del barro y el agua hacen que merezca la pena la visita.

 dos ciudades, una fiesta

Consejos para viajar

Al visitar Israel, hay que llevar un buen protector solar, calzado cómodo, un sombrero decente y una botella de agua. Los que tengan la suerte de visitarlo no deben tener miedo de hablar con los lugareños. Los israelíes son cálidos y acogedores, y no es raro conocer a alguien, charlar y acabar siendo invitado a su casa para una comida familiar. Los israelíes aman su país y están encantados de compartir este amor con quienes vienen a conocerlo. Tampoco hay que preocuparse demasiado por las barreras lingüísticas. El hebreo y el árabe son las lenguas oficiales, pero el inglés se enseña en las escuelas y una gran mayoría de la población puede mantener una conversación en inglés.

Por último, por muy tentador que resulte quedarse en un solo lugar (especialmente en un sitio tan divertido como Tel Aviv), aprovecha la proximidad del resto del país y ve una variedad de lugares. A menos de dos horas en coche de Tel Aviv, podrás conocer las verdes y onduladas colinas de Galilea; el lugar más bajo de la tierra, el Mar Muerto; o incluso los paisajes desérticos del Néguev. Explora este hermoso país y disfruta.

¬ŅTIENES PENSADO VIAJAR? PIDE PRESUPUESTO GRATIS

Acepto los términos y condiciones.

OFERTAS DE VIAJE RELACIONADAS