Una guía para visitar las cataratas Victoria

DISFRUTA DE ESTE FEN√ďMENO DE LA NATURALEZA

Las cataratas Victoria son una de las superestrellas de África. Situadas en el caudaloso río Zambeze, entre Zambia y Zimbabue, son Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO y una de las Siete Maravillas del Mundo Natural. Hoy te contamos los mejores puntos para disfrutar de estas catarátas en tu viaje a África.

Fue el explorador escocés David Livingstone quien dio a las cataratas su nombre moderno, en honor a la Reina Victoria, pero en la lengua local kololo se llama Mosi-oa-Tunya: "el humo que truena". Y realmente truena. Se trata de la mayor cortina de agua que cae en el mundo en cuanto a anchura y altura, con hasta quinientos millones de metros cúbicos de agua por minuto cayendo en el desfiladero, y sus ondulantes nubes de niebla pueden verse a más de 15 kilómetros de distancia.

Guía de expertos sobre las cataratas Victoria

Cataratas Victoria: ¿Zimbabwe o Zambia?

Las cataratas Victoria pueden verse tanto desde Zimbabue como desde Zambia. El río Zambeze es la frontera nacional entre los dos países y el impresionante puente de las cataratas Victoria, construido en 1905 como parte de la visión de Cecil Rhodes de crear una línea de ferrocarril continua a lo largo de África, atraviesa el desfiladero para unir ambos países.

Aproximadamente tres cuartas partes de las cataratas se encuentran en Zimbabue. Aquí, los senderos naturales bien pavimentados entran y salen del Parque Nacional de las Cataratas Victoria -donde el rocío crea un ecosistema de selva tropical, y los jabalíes y monos vagan libremente- para revelar 16 increíbles miradores. En el lado zimbabuense podrás captar imágenes de las cataratas en toda su extensión, así como el emblemático arco iris de las Rainbow Falls. El Parque Nacional de las Cataratas Victoria es también uno de los pocos lugares de la Tierra donde es posible ver un arco iris lunar: cuando hay luna llena, el parque permanece abierto hasta tarde para que los visitantes puedan contemplar el "arco lunar" a la luz del atardecer.

Guía de expertos sobre las cataratas Victoria

El Parque Nacional es sorprendentemente discreto y no está afectado por la comercialización: no hay vendedores ambulantes persistentes ni salidas a través de enormes tiendas de regalos. Aunque Zimbabue ha pasado por una época difícil durante más de una década, la apertura del nuevo aeropuerto internacional de las cataratas Victoria -que ofrece más vuelos, además de traer más inversiones a toda la región- y el cambio de moneda al dólar estadounidense, hacen que ahora sea un momento excelente para visitarlo.

Zambia tiene una sección mucho más pequeña de las cataratas, pero la aprovecha al máximo. Los senderos llegan hasta el mismo borde, con el acertado nombre de Knife Edge Bridge, que permite cruzar el desfiladero y acercarse a las aguas en cascada. En el lado zambiano también se encuentra una de las atracciones más famosas de las cataratas: La Piscina del Diablo. Se trata de la piscina infinita por excelencia, justo al borde de los acantilados sobre el Zambeze. Durante la estación seca, los viajeros pueden darse un estimulante chapuzón en la piscina cuando los niveles de agua más bajos revelan las paredes de roca que forman una barrera contra la caída de 100 metros. Las fotos más espectaculares de la puesta de sol también pueden captarse desde el lado zambiano; el lugar perfecto para contemplar las cataratas con el sol poniéndose detrás es cerca de la puerta de salida.

Guía de expertos sobre las cataratas Victoria

Hay excelentes alojamientos de safari y hoteles coloniales a ambos lados de las cataratas, centrados en la ciudad de Victoria Falls en Zimbabue y en Zambia a lo largo del río, a unos 20 minutos en coche de la ciudad y el aeropuerto de Livingstone. Muchos se encuentran a poca distancia de las cataratas y algunos están incluso lo suficientemente cerca como para ver el rocío que se levanta.

Cuándo visitar las cataratas Victoria

Las cataratas son un espectáculo impresionante durante todo el año, aunque hay estaciones húmedas y secas bien diferenciadas. La mejor estación depende de lo que se quiera ver. La estación seca va de mayo a noviembre y ofrece una visión clara de todas las secciones de las cataratas. En mayo, las cataratas están en plena ebullición y podrás oír el rugido mucho antes de ver el agua. De junio a septiembre es la época más popular para visitarlas, cuando los niveles de agua han empezado a bajar y la reducción de la pulverización garantiza una mejor visibilidad, lo que ofrece excelentes oportunidades fotográficas. En octubre, el calor y la humedad hacen que las aguas se reduzcan a un hilillo, dejando al descubierto el magnífico desfiladero. En esta época del año, merece la pena optar por Zimbabue, ya que las cataratas del lado zambiano están casi secas; sin embargo, la característica más destacable de Zambia es que es el mejor momento para tomar el té en la isla de Livingstone, al borde de las cataratas, y bañarse en la Piscina del Diablo abierta de septiembre a diciembre, dependiendo del nivel de agua.

Guía de expertos sobre las cataratas Victoria

De diciembre a abril es la estación húmeda, cuando un muro de agua se precipita por la ladera del acantilado. Si se visita en esta época del año, está garantizado que te empaparás; necesitarás un poncho y una bolsa impermeable para la cámara. En marzo, las cataratas están a punto de estallar y el gran volumen de agua pulverizada puede oscurecer la vista... pero los arco iris creados por la densa niebla son impresionantes.

¬ŅTIENES PENSADO VIAJAR? PIDE PRESUPUESTO GRATIS

Acepto los términos y condiciones.

OFERTAS DE VIAJE RELACIONADAS