Que hacer en Trinidad

TRINIDAD, UNA DE LAS CIUDADES MÁS BONITAS DE CUBA

La magia de Trinidad: Descubriendo la ciudad colonial de Cuba

Que ver en Trinidad
Trinidad es la ciudad colonial mejor conservada de Cuba, una mezcla única de arquitectura de 1850 y coches de 1950 que se siente congelada en el tiempo.
Trinidad fue uno de los primeros pueblos cubanos fundados por los españoles, y rápidamente se enriqueció con la producción de caña de azúcar, ganado y tabaco debido a la importación de esclavos africanos.
La riqueza del pueblo financió palacios extravagantes, grandes plazas y coloridas casas coloniales para ricos dueños de plantaciones.
Gran parte de esta arquitectura colonial permanece, lo que la convierte en una de las ciudades históricas mejor conservadas de América del Norte, y se convirtió en Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Trinidad se ha convertido en una de las ciudades cubanas más populares para los viajeros, ¡fuera de La Habana, por supuesto!
Puedes caminar por calles empedradas, escuchar música en vivo en la plaza, refrescarte con jugo de caña de azúcar fresca, subir a un carro tirado por caballos, conversar con los locales o visitar los fascinantes museos coloniales esparcidos por la ciudad.


Cosas que hacer en Trinidad

Disfrutar del ambiente cubano

Es una ciudad turística, pero incluso con otros viajeros alrededor, Trinidad no pierde su encanto. Trinidad es un lugar donde lo nuevo se mezcla con lo viejo para crear una mezcla de vistas, sonidos y olores. La ciudad tiene una gran vibración cubana relajada - recomiendo ampliamente alejarse de la plaza principal para explorar, perdiéndose en las fascinantes calles y callejones.

  • Pasar el rato en la Plaza Mayor

    La Plaza Mayor es el corazón de la Trinidad, una gran plaza compuesta por jardines elevados, paseos y calles empedradas. Edificios históricos de los siglos XVIII y XIX todavía rodean la plaza. Muchos de ellos están pintados en colores pasteles, coronados con techos de terracota roja. La plaza fue construida cuando la región era rica en plantaciones de azúcar. Sin embargo, usted todavía encontrará las mismas iglesias y mansiones que antes eran propiedad de los barones del azúcar - restauradas y transformadas en museos.

    Siéntese en uno de los bancos de hierro fundido, disfrute de los jardines y escuche la música salsa que emana de los edificios cercanos. Sin embargo, como es la principal zona turística, desconfíe de los revendedores locales que tratan de venderle cosas.
  • Sube al Campanario

    Notará el Convento de San Francisco enseguida, ya que puede ver el brillante y amarillo campanario desde la mayor parte de la ciudad. Es el punto de referencia más destacado, y una popular foto de postal. Un antiguo convento, ahora es un museo con artefactos de la revolución. La subida a la cima de la torre merece la pena, y el museo también es interesante. Tienen algunos vehículos blindados y cosas de la invasión de los Estados Unidos.
  • Visita los Museos Históricos

    El Museo de Arquitectura se encuentra en una mansión del siglo XVIII que fue propiedad de Sánchez Iznaga. En su interior podrás ver cómo eran estas grandes casas, así como un baño de estilo del siglo XIX.
    El Palacio Cantero es otra antigua mansión, ahora el Museo Municipal. La principal atracción son las magníficas vistas de la ciudad que ofrece su torre.

    El Palacio Brunet fue una vez el hogar del acaudalado barón del azúcar Conde de Brunet, hoy en día alberga el Museo Romántico, donde se exhiben lujosos artículos pertenecientes a la familia. Como una bañera de mármol de 1,5 toneladas!

Cosas que hacer en Trinidad

  • Pruebe la comida cubana

    La comida cubana a menudo tiene una mala reputación. Aunque no me importaba tanto, definitivamente no es tan picante y sabrosa como la cocina mexicana. Mucho arroz, frijoles, yuca y carne en el lado soso. Se pueden comprar comidas básicas en restaurantes en Trinidad por entre $5-10. Aunque no escriba a casa sobre la comida, Cuba sobresale en café, bebidas de ron y jugo de caña de azúcar. Asegúrese de visitar la mansión La Canchánchara para su cóctel especial hecho de ron, miel, limón y agua.
  • Playa Ancón

    Playa Ancón es una hermosa playa de arena blanca a sólo 6 millas de Trinidad. Por sólo $5-10 CUC usted puede tomar un taxi antiguo y pasar la tarde allí. Para los más aventureros, rente una bicicleta de pedaleo por su cuenta, lo cual toma alrededor de una hora. Las playas de Cuba no están muy concurridas, y el agua turquesa es cristalina.

    Tome un cóctel helado y tome un poco de sol, o si es un buceador, hay una tienda de buceo en Playa Ancón desde Marina Blanca, justo enfrente del Hotel Ancón.
  • Vagar por las calles

    Trinidad tiene un área del "centro de la ciudad" más antigua alrededor de la Plaza Mayor, donde se encuentran la mayoría de los edificios y atracciones históricas. Es una zona peatonal, no se permiten coches. La mayoría de los turistas tienden a quedarse alrededor de la Plaza Mayor.
    Pero dar un largo paseo por algunas de las calles laterales de Trinidad hasta perderse completamente es una de mis cosas favoritas. Así podrás ver cómo es realmente la vida en Trinidad. Los habitantes de la ciudad se reúnen a menudo en las puertas y en los bordillos de las calles, escondiéndose del implacable sol. Es posible que vean juegos de dominó, conversaciones profundas, jaulas de pájaros colgando de los porches. No tenga miedo de saludar - y haga algunas preguntas también. La mayoría de la gente estará encantada de charlar!
  • Baile con música tradicional

    Todas las noches, alrededor de las 7pm, locales y turistas bailarán salsa en la Casa de Música al aire libre. Pida un cóctel y siéntese a observar desde la amplia escalera de piedra cómo se pone el sol, empapándose del ambiente.

    Los escalones son uno de los pocos puntos de acceso wifi públicos de Trinidad, por lo que verás a mucha gente en sus teléfonos inteligentes para una rápida solución de Facebook o Instagram.

    La música es una gran parte de la vida cubana, especialmente en Trinidad. Los músicos se instalan en las esquinas de las calles, en los parques públicos o en el interior de los restaurantes. Incluso hay un club nocturno genial llamado Disco Ayala que se encuentra dentro de una cueva natural!

Cómo llegar a Trinidad

Trinidad se encuentra en el centro-sur de Cuba, a 5 horas en coche de La Habana. Con nuestro coche de alquiler, tomamos una ruta más larga a través de Playa Girón, una buena manera de interrumpir el viaje e ir a bucear a la famosa Bahía de Cochinos. En autobús, es un viaje de 7 horas desde La Habana y cuesta $25 USD/CUC. La terminal de autobuses de Viazul en La Habana se encuentra en la esquina de la Avenida 26 y la Avenida Zoológica. A menudo hay que comprar los billetes en la estación con un día de antelación.

Consejos para visitar Trinidad

Debido a que Trinidad es parte de la ruta turística de Cuba, no podrá escapar de los Jineteros, o estafadores. Aunque no son tan malos como en La Habana, están por aquí.

Todos y su abuela están tratando de venderte algo. Paseos en taxi, cigarros, casas particulares, bicicletas para alquilar, o quieren mostrarte un gran restaurante de su primo.
No pierdas la calma. Sé amable, pero firme, y di no gracias. No se les puede culpar por intentarlo - los cubanos no tienen muchas opciones para ganar dinero extra - su salario del gobierno es de unos 30 dólares al mes.

Los viajes independientes en Cuba son crudos, desafiantes y refrescantes, pero los estafadores pueden ser molestos a veces también.

 

¿TIENES PENSADO VIAJAR? PIDE PRESUPUESTO GRATIS

Acepto los términos y condiciones.

OFERTAS DE VIAJE RELACIONADAS