Los mejores sitios que tienes que visitar en India

ENT√ČRATE DE COMO PUEDES VISITAR EL TAH-MAHAL O LOS MERCADO DE BOMBAY EN ESTE ART√ćCULO

Profundamente tradicional y a la vez infinitamente sorprendente, la India es uno de esos destinos que acaban en la lista de deseos de todo viajero en algún momento. Puede que sueñes con ir a Agra para ver el Taj Mahal en todo su esplendor o con explorar los palacios reales repartidos por el Rajastán. Otros se sienten atraídos por los impresionantes paisajes de Darjeeling y Rishikesh, o por las playas de postal de Goa.

También están las grandes ciudades de la India -Nueva Delhi, Bombay y Calcuta-, cada una con su propia personalidad. Es imposible aburrirse explorando los templos, los mercados y las coloridas calles de los mayores centros urbanos de la India. Lo más difícil de hacer en tu viaje a la India es saber exactamente qué ver en su viaje.

Tanto si se trata de un épico viaje de mochilero nómada como de unas vacaciones de lujo, planifica tu aventura con esta lista de los mejores lugares que visitar en la India.

Agra

Taj Mahal en Agra

Si hubiera un solo símbolo que representara a toda la India, sería el Taj Mahal. El monumento inspira a millones de turistas a hacer el viaje a Agra cada año, despertándose antes del amanecer para ver cómo la magnífica estructura irradia al amanecer. Pero Agra encabeza la lista de los mejores lugares que visitar en la India por razones que van más allá de la atracción más famosa del país.

La ciudad de Uttar Pradesh está repleta de maravillosos monumentos mogoles, como la tumba de Itimad-ud-Daulah y el mausoleo de Akbar, engalanados con hipnóticos diseños de mármol incrustado de arriba a abajo. Además, los turistas también pueden ver otro lugar declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO: el Fuerte de Agra. Con tantas maravillas en un solo lugar, Agra es una ciudad de visita obligada para los turistas en la India.

Nueva Delhi

Tumba de Humayun

A pesar de las multitudes y el caos, Nueva Delhi ofrece a los turistas mucho que amar. La colorida capital de la India es la combinación perfecta de patrimonio y modernidad. El casco antiguo de Delhi contiene algunas de las atracciones más preciadas del país, como la Jama Masjid, el Fuerte Rojo y la calle comercial Chandni Chowk. Pero en toda la ciudad, los turistas pueden explorar otros innumerables lugares de importancia espiritual y cultural.

Las principales atracciones turísticas de Nueva Delhi son el Templo del Loto, la Puerta de la India, la Tumba de Humayun y el minarete más alto de la India, el Qutub Minar. Dedica tus días a explorar estos fascinantes lugares y a repostar en los puestos callejeros de chai y en los restaurantes de lujo.

Mumbai

La Puerta de la India y el Hotel Taj Mahal Palace en Bombay

¿Quieres ver un lado más cosmopolita de la India? Dirígete a la enérgica ciudad costera de Bombay, hogar de empresarios muy ricos y de los actores más populares de Bollywood. Los turistas nunca están lejos de los hoteles de cinco estrellas o de los restaurantes gourmet en esta lujosa ciudad. E incluso si esas actividades se salen del presupuesto, un crucero por la querida Marine Drive le hará sentirse como un miembro de la realeza al contemplar la pintoresca costa y los glamurosos edificios Art Decó.

También puedes ver un lado más auténtico y local de Bombay en el bullicioso "Mercado de los Ladrones" o en la estación de tren de Churchgate, donde cada día se empaquetan cientos de miles de almuerzos caseros para entregar a los oficinistas de la ciudad.

Asegúrate de dedicar un día a visitar el Parque Nacional Sanjay Gandhi y a explorar las tallas de la cueva Kanheri, de 2.000 años de antigüedad.

Rajastán

Templo Gadi Sagar en Jaisalmer, Rajastán

Traducido como "tierra de reyes", el Rajastán rebosa de vestigios de los reyes y reinas de siglos pasados. Entre sus relucientes palacios, sus majestuosos fuertes y sus animados festivales, este estado occidental merece un papel protagonista en su viaje a la India.

Jaipur, que forma parte del Circuito Turístico del Triángulo de Oro, que también incluye Agra y Nueva Delhi, es uno de los principales lugares que visitar en Rajastán. Apodada "el París de la India", es conocida por sus característicos edificios rosas, el fastuoso Palacio de la Ciudad y la abundancia de joyerías.

La "Ciudad Azul", Jodhpur, ofrece a los turistas una experiencia igualmente inolvidable en su Fuerte Mehrangarh, situado en la cima de una colina.

Udaipur rezuma romanticismo con sus calles floreadas y su fantástico complejo del Palacio de la Ciudad, donde aún vive la familia real.

descubre la exótica asia

Y Jaisalmer parece un cuento de hadas de Las mil y una noches hecho realidad, con sus estructuras de arenisca amarilla y sus históricas havelis (mansiones). Sea cual sea el lugar en el que se encuentre en este estado desértico, quedará cautivado por la magia de Rajastán.

Rishikesh

Rishikesh

Rishikesh ha estado en el punto de mira de los viajeros con mentalidad espiritual desde finales de la década de 1960, cuando los Beatles pasaron una temporada en el ashram de Maharishi Mahesh Yogi, ahora un lugar abandonado que se ha convertido en una atracción turística fuera de lo común para los aficionados.

La ciudad está enclavada en las estribaciones del Himalaya, a orillas del sagrado río Ganges, y sirve de centro de yoga y peregrinación. Participe en la acción, o simplemente disfrute del sonido de las campanas del templo y de las vistas desde los dos puentes colgantes de Rishikesh, a menudo custodiados por asertivas familias de monos. Mantenga las distancias.

Varanasi

Una persona sagrada en el río Ganges en Varanasi

Varanasi, una de las ciudades más antiguas del mundo continuamente habitadas, es posiblemente el lugar más sagrado de la India. Las actividades espirituales se desarrollan a lo largo del sagrado río Ganges, donde los peregrinos se bañan y los dolientes incineran a sus familiares recién fallecidos a la vista de los transeúntes.

Los turistas, por su parte, encuentran su propio sabor de espiritualidad dando paseos en barco al amanecer, soltando bendiciones florales que flotan en el río y observando las ceremonias de cánticos hindúes llenos de fuego desde los empinados ghats.

Lejos del agua, las calles del casco antiguo se retuercen como un laberinto interminable. La leyenda dice que todavía no existe un mapa exacto de Varanasi, y una vez que experimentes la laberíntica ciudad por tí mismo, te sentirás inclinado a creerlo.

Amritsar

El Templo Dorado de Amritsar

Amritsar, la "Joya del Punjab", se ha hecho famosa por su notable Templo Dorado. La estructura dorada, uno de los lugares más sagrados del mundo para los sijs, es un espectáculo para la vista, que brilla bajo el sol y se refleja en el gran estanque que lo rodea.

La atracción también cuenta con la mayor cocina comunitaria del mundo, que sirve cada día lentejas y curry a 100.000 comensales.

Durante tu estancia en Amritsar, piensa en pasar una tarde en la frontera de Pakistán para ver la ceremonia de la retirada de la paliza. Los guardias de la India y Pakistán, rivales desde hace mucho tiempo, abren y cierran las puertas de la frontera al anochecer en una ceremonia exagerada que nunca olvidarás. Intenta llegar pronto para bailar al son de la música de Bollywood con los lugareños en las calles.

Goa

Playa de Palolem, sur de Goa

La India no sólo está llena de grandes ciudades y lugares sagrados: también tiene increíbles playas en el sur de Goa. Sus extensiones de arena dorada a lo largo del mar Arábigo ofrecen algo para cada tipo de turista, ya sea que esté interesado en pasar el rato con la multitud de mochileros en cabañas de playa relajadas o tener una escapada tropical lujosa en un resort de cinco estrellas.

Una parte única de Goa es su mezcla de culturas india y portuguesa. Experimentarás la fusión en todo el destino, desde su arquitectura barroca y sus catedrales hasta sus picantes currys vindaloo y sus platos de marisco.

Kerala

Casa flotante en Kerala

Dirígete al sur de Goa y cambiará las playas por los tranquilos remansos de Kerala. No hay nada mejor que la experiencia de subirse a una casa flotante tradicional con techo de paja en Alleppey (también conocida como Alappuzha) y flotar lentamente por lagunas y ríos rodeados de palmeras, ya sea en una excursión de un día o en una aventura nocturna. Disfrutarás de la cocina india recién cocinada sobre el agua y de unas vistas naturales y una fauna y flora impresionantes.

La apacible Kerala es como un soplo de aire fresco frente a la intensidad de ciudades como Nueva Delhi y Jaipur en el norte. Programa un tiempo aquí cuando necesites un descanso de tanto caos.

Cuevas de Ajanta y Ellora

Templo de Kailasa, Cuevas de Ellora

Viajar en el tiempo aún no es una realidad para los viajeros, pero puede acercarse bastante cuando viajes a las cuevas de Ajanta y Ellora, en Maharashtra. Ambas son Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO y presentan intrincadas tallas de hace al menos 1.500 años.

Las cuevas de Ajanta son las más antiguas de las dos atracciones, con unos 30 monumentos rupestres budistas tallados en la roca desde el siglo II a.C.

A unos 100 kilómetros al suroeste, las cuevas de Ellora contienen cerca de tres docenas de tallas budistas, jainistas e hindúes, la más famosa de las cuales es el templo de Kailasa (cueva 16), una enorme estructura dedicada al Señor Shiva que presenta esculturas de elefantes a tamaño natural. Las magníficas tallas de ambos lugares te dejarán maravillado.

Darjeeling

Darjeeling con la montaña Khangchendzonga nevada en la distancia

El turismo en la India no es mucho mejor que lo que descubrirás en Darjeeling. Esta estación de montaña de Bengala Occidental es muy apreciada por sus exuberantes plantaciones de té, sus impresionantes picos nevados (incluido el Khangchendzonga, la tercera montaña más alta del mundo) y sus serenos monasterios budistas. Es el lugar perfecto para organizar una excursión de montaña o una aventura en bicicleta de montaña.

Una de las cosas más populares que hacer en Darjeeling es dar un paseo en el Ferrocarril del Himalaya de Darjeeling. Impulsado por una antigua locomotora de vapor, el "tren de juguete", de 140 años de antigüedad, lleva a los turistas en divertidos paseos de dos horas desde Darjeeling hasta Ghum, un viaje que se cuenta regularmente como uno de los paseos en tren más pintorescos del mundo.

Calcuta

El monumento a la Victoria en Calcuta

La tercera ciudad más grande de la India, Calcuta, es una obra maestra en decadencia de la antigua India británica, repleta de arquitectura de la época colonial. Entre las principales cosas que hacer en Calcuta se encuentran el Victoria Memorial, un monumento de mármol blanco que alberga un museo con decenas de galerías, y Park Street, una famosa calle con tiendas y restaurantes que bullen las 24 horas del día, especialmente durante las vacaciones.

Pero Calcuta es tanto una ciudad de lugares como de emociones. Es una ciudad que, de alguna manera, inducirá cada una de tus emociones con los altibajos de la vida que tienen lugar a la vista en cada calle. Prepárate y quédate abierto a la experiencia.

Ahmedabad

La elaborada escalinata de Adalaj en las afueras de Ahmedabad

Ahmedabad, la mayor ciudad de Gujarat, es una metrópolis ruidosa y abrumadora que, de alguna manera, se gana a los turistas que llegan hasta aquí. La histórica ciudad de Ahmedabad obtuvo en 2017 el codiciado título de primera Ciudad Patrimonio de la Humanidad de la India por su rica arquitectura, sus murallas y puertas, y sus importantes templos hindúes y jainistas.

En la orilla occidental del río Sabarmati, los turistas pueden pasear por el Sabarmati Ashram, sede de Gandhi entre 1917 y 1930. Su museo habla de la vida del héroe indio, y muestra sus icónicos anteojos y su rueca. Mientras estés en la ciudad, prueba la comida callejera: algunos dicen que es la mejor de toda la India.

Shimla

Shimla

Cuando las temperaturas se disparan en Nueva Delhi y otras ciudades del norte de la India, tanto los turistas como los lugareños se dirigen a climas más frescos en las estaciones de montaña, la más popular de las cuales es Shimla. El clima nublado y las laderas boscosas constituyen una satisfactoria escapada del calor, así como un plácido lugar para pasar un fin de semana o más. El ambiente en la parte central de las colinas, donde está prohibido el tráfico, es tan agradable como el de las pintorescas afueras.

Mientras estés en la zona, haz una reserva en el ferrocarril Kalka-Shimla, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Este ferrocarril de 96,6 kilómetros de longitud, que lleva funcionando más de un siglo, es famoso por sus impresionantes vistas y su auténtica experiencia de época.

Mysore

Palacio de Mysore

Aunque culturalmente diferente, el sur de la India es tan encantador como el norte; basta con visitar Mysore para comprobarlo. La tercera ciudad más grande de Karnataka está considerada como la capital cultural del estado, célebre por su seda de alta calidad, la tradición pictórica de Mysore y los hipnóticos templos hindúes con tallas de deidades que casi tocan las nubes.

La mayoría de los turistas visitan Mysore para ver su palacio, declarado Patrimonio de la Humanidad. Esta atracción lleva la grandeza india al siguiente nivel, con una decoración interminable de espejos, vidrieras, puertas de madera tallada e intrincados suelos de mosaico que parecen el interior de un caleidoscopio. El palacio está considerado como uno de los mejores ejemplos de diseño indo-saraceno del país. No dejes de visitarlo por la noche, cuando se ilumina con miles de luces centelleantes.

¬ŅTIENES PENSADO VIAJAR? PIDE PRESUPUESTO GRATIS

Acepto los términos y condiciones.

OFERTAS DE VIAJE RELACIONADAS