Los mejores lugares para relajarse en el sudeste asiático

TAILANDIA, BALI, MALASIA...

No hace mucho tiempo, el término "vacaciones de bienestar" se consideraba un viaje a una granja de salud o un estricto retiro de desintoxicación. Pero viajar para buscar el bienestar es ahora una tendencia en auge y, afortunadamente, las vacaciones centradas en la salud se han vuelto más accesibles. Es raro encontrar un complejo de cuatro o cinco estrellas que no tenga al menos un spa, y muchos ofrecen formas innovadoras de combinar el viaje con actividades beneficiosas para la salud. Pero, ¿cuáles son los mejores? Hemos seleccionado algunos de nuestros santuarios de autocuidado favoritos en la patria del bienestar holístico, el Lejano Oriente, y le explicamos por qué debería dirigirse aquí para pasar unas vacaciones reparadoras.

Tia Wellness Resort, Vietnam

Si comienza sus vacaciones en Vietnam en una de las ciudades de entrada, su primera impresión puede ser la de un país acelerado y frenético, pero lejos de las zonas urbanizadas hay muchos rincones tranquilos, desde las estaciones de colinas esmeralda de Sapa hasta los retiros de spa boutique repartidos por las doradas costas. En Danang, se encuentra el TIA Wellness Resort, el primer complejo con spa incluido de Asia. Como parte de su estancia, puede elegir dos tratamientos de spa diarios de un amplio menú (nos encanta la terapia con piedras del corazón del Himalaya) y participar en clases magistrales de respiración y sesiones de yoga. La comida está en consonancia con su espíritu saludable y hay una amplia gama de platos nutritivos a base de plantas y batidos de frutas frescas, así como la libertad de desayunar en cualquier momento y lugar. Para pasar un día inolvidable, pruebe la vida rural en una aventura en bicicleta por el campo antes de volver a la serenidad de su villa con piscina privada.

Los mejores lugares para relajarse y recargar pilas en el sudeste asiático

Silavadee Pool Spa Resort, Tailandia

Con su ambiente espiritual, sus antiguas tradiciones curativas y sus paisajes que calman el alma, no es de extrañar que Tailandia se haya ganado el título de capital de los balnearios de Asia. No le costará nada relajarse en el Silavadee Pool Spa Resort, un refugio en la ladera de una colina en Koh Samui. Pase su tiempo aquí dando vueltas en la piscina infinita de la cima del acantilado, tomando el sol en una tumbona acolchada junto a la arena o escondiéndose en su paraíso privado, ya sea una habitación con una bañera de hidromasaje hundida o una impresionante villa con una piscina infinita. Para canalizar su zona zen, hay actividades inspiradoras como el pranayama (respiración oceánica), el origami consciente y hacer méritos con los monjes en los templos locales, además de las favoritas como la meditación y los mimos en el spa. Pero el bienestar tiene muchas formas, y nos encanta que haya un lado más indulgente en su estancia. Comience el día con un desayuno a base de vino espumoso y delicias de panadería casera, y al anochecer, diríjase al bar de la azotea para disfrutar de cócteles y ritmos de DJ bajo un manto de estrellas.

Los mejores lugares para relajarse y recargar pilas en el sudeste asiático

El Samaya Ubud, Bali

La meca de los balnearios de Bali es una de las principales opciones para los viajeros que buscan rejuvenecer su cuerpo y su mente. Si lo que busca es desconectar entre los paisajes más emblemáticos de la isla (arrozales de jade, bosques sagrados y valles exuberantes), Ubud es el lugar ideal. No hay lugar más tranquilo que el Samaya Ubud, situado a orillas del río Ayung. Las amplias villas (todas con piscina privada y mayordomos) tienen un toque contemporáneo, pero el diseño moderno no distrae de la naturaleza que las rodea. Su estancia puede ser tan relajada o aventurera como quiera: desde las caminatas guiadas por la naturaleza por la mañana, las excursiones en bicicleta y el yoga hasta las clases de cocina y los masajes ayurvédicos en el spa de la orilla. Comer aquí es una experiencia única. El desayuno se sirve con vistas a las montañas y a las terrazas de arroz (o en la comodidad de su villa, si lo prefiere), y el té de la tarde y la cena a la luz de la luna se realizan a lo largo del río. Para una velada de cuento de hadas, reserve una mesa especial al borde del agua, iluminada por 100 velas.

Los mejores lugares para relajarse y recargar pilas en el sudeste asiático

Oasia Hotel Downtown, Singapur

Quizá le extrañe que Singapur, una metrópolis próspera y de ritmo rápido, haya entrado en nuestra lista de los mejores lugares para relajarse. Pero se trata más bien de las encantadoras habitaciones a las que volverá después de explorar las calles de la ciudad. El Oasia Hotel Downtown es un elegante oasis urbano con una nueva visión de la vida en la ciudad. Desde el principio, es fácil ver que este hotel se diferencia de sus rascacielos vecinos, con un frondoso jardín vertical que cae en cascada por su fachada de color rojo amapola. El interior es igual de impresionante, con jardines al aire libre, magníficas piscinas en la azotea y espacios relajantes. Le recomendamos que opte por una habitación Club para disfrutar plenamente de la filosofía de este hotel de "refrescar, repostar y recargar". Tendrá un minibar cargado de refrescos, una esterilla de yoga en su habitación y acceso exclusivo a la planta Club, al Club Lounge y a la piscina infinita. Además, tendrá acceso gratuito a actividades de bienestar, como clases semanales de yoga, aqua-spin, fitness y un masaje nocturno de cuello y hombros, la manera perfecta de terminar un día de turismo.

Los mejores lugares para relajarse y recargar pilas en el sudeste asiático

Gaya Island Resort, Malasia

Si se pregunta por qué la vida se siente mucho mejor en la playa, hay algo más que esos cócteles en la arena. Está demostrado que pasar tiempo junto al mar hace maravillas para la salud. No hay muchos sonidos que calmen tanto la mente como el flujo hipnótico de las olas del mar, y el color azul está vinculado a sentimientos de paz y serenidad. Así que no hay mejor lugar para aprovechar los beneficios de un espacio azul que una escapada a una isla tropical rodeada de un parque marino. El Gaya Island Resort, en Borneo, está situado en la pintoresca Pulau Gaya, una isla rica en selva tropical con un aire de vuelta a la naturaleza. Pase los días buceando con tortugas y peces tropicales en el arrecife, practicando kayak en los manglares o caminando por la selva para avistar la fauna residente: cálaos orientales, ardillas voladoras y monos probóscide son sólo algunas de las curiosas criaturas que llaman a esta isla su hogar. Como cabe esperar de un Small Luxury Hotel of the World, la oferta de spa es excepcional, con meditación guiada y yoga, así como tratamientos inspirados en las prácticas curativas de los pueblos indígenas de Sabah.

Los mejores lugares para relajarse y recargar pilas en el sudeste asiático

¿TIENES PENSADO VIAJAR? PIDE PRESUPUESTO GRATIS

Acepto los términos y condiciones.

OFERTAS DE VIAJE RELACIONADAS