Jura, una ruta en la región vinícola mas pequeña de Francia

DISFRUTA DE UNA RUTA EN CARRETERA POR ÉSTA PEQUEÑA REGIÓN FRANCESA

Situado a lo largo del flanco occidental de Suiza, en la zona al mas al sur cuando haces tu viaje a París, te recomendamos hacer una ruta en carretera por Jura es un departamento francés escarpado donde las montañas cubiertas de bosques trazan una frontera física y las laderas inferiores están cubiertas de vides, árboles y pastos. Aquí compartimos un sabor con algunas tomas atmosféricas de la carretera.

jura

Es conocido por sus quesos Comté y Morbier y sus pollos, pero de lo que nos acontece hablar hoy es el vino. Después de todo, la zona tiene una mentalidad independiente y decenas de disidentes artesanales - naturalistas dedicados que producen el tipo de botellas que dan a los sommeliers de Londres y París una mirada lejana en sus ojos.

Conducir alrededor de Jura rara vez es mantener el camino recto y estrecho; es tan pequeño que podría cruzarlo en poco más de una hora, con muchas oportunidades para las persecuciones de gansos salvajes. Una ruta rápida va desde la Ciudadela de Besançon hasta la capital regional de Lons-le-Saunier, a través de un paisaje formado por ingredientes.

Little Arc-et-Senans tiene una increíble media luna de edificios, las Salinas Reales de Luis XV; en el centro gastronómico Arbois hay crestas en las aceras que indican las bodegas de abajo, donde el sabroso vin jaune, hecho de la uva Savagnin, madura durante seis años bajo un velo de Miss Havisham de levadura gris conocido como voile.

europa

En casa del vinatero Stéphane Tissot, puedes probar uno de los más deliciosos vinos espumosos, con sabor a zumo de pera, no demasiado funky. Una vez le preguntaron qué comería con su vin jaune, esperando que dijera queso duro, este hijo de la tierra francesa respondió rápidamente: "¡Curry! La piedra caliza que se desmorona y que es tan fácil de ver aquí es dura para las vides, pero las plantas que trabajan duro para su alimentación siempre obtienen los mejores resultados.

Mientras conduces, verás como la roca se eleva en los acantilados y se hunde en los valles boscosos. También hay algo de piedra en la determinación histórica de los lugareños de hacer las cosas a su manera, lo que puede ser una razón por la que el Jura se convirtió en el buque insignia del movimiento del vino natural. Uno de sus pioneros, Jean-François Ganevat, ha aparecido en la lista de bebidas de Noma en Copenhague, y llena la mitad de la aldea de La Combe con ánforas de sus intensas e intransigentes cosechas.

jura

Las estrellas como él son difíciles de localizar, así que en su lugar aconsejamos que te dirijas al más accesible Domaine Pignier donde el fabricante de la séptima generación Antoine te mostrará con orgullo sus bodegas abovedadas del siglo XIII. "Los monjes plantaron nuestros viñedos", cuenta Antoine Pignier. Pero después de la revolución su familia compró la tierra. Podrás ver lo que parece un bloque de piedra: un antiguo salón o bodega de sal. "No había ninguna nevera en los viejos tiempos. Después llegarás al pueblo de Les Planches-près-Arbois, donde podrás pasar la noche antes de terminar el viaje.

Aquí en Les Planches-près-Arbois busca a Antoine Le Court-Chedevergne y Julia Naar para que te enseñen como han convertido una casa de vinicultores cubierta de hiedra, construida en 1765, en una casa rural llamada Casa Antolià. Afuera hay un barril para una mesa; puedes abrir su propio Les Valseuses Fleur Tropicale, un Chardonnay con toques de piña, cítricos y sol. Antes de la cena date una vuelta por el bosque hasta La Cascade des Tufs, una explosión de cascadas por el río que estalla por las grietas de la caliza porosa. Es un sublime recuerdo del terroir, los elementos del suelo y el agua, que hace que los vinos de aquí sean como ningún otro que haya probado.

¿TIENES PENSADO VIAJAR? PIDE PRESUPUESTO GRATIS

Acepto los términos y condiciones.

OFERTAS DE VIAJE RELACIONADAS