Cosas qué hacer en Santa Lucía

SI ESTÁS CANSADO DE SOLO IR A LA PLAYA, DESCUBRE QUÉ MAS PUEDES HACER EN ESTA PEQUEÑA ISLA

Si sueñas con una escapada al Caribe pero quieres algo más que unas vacaciones en la playa, Santa Lucía puede ser el lugar ideal para ti. Este paraíso tropical tiene sólo 43 kilómetros de largo y 22 de ancho, pero ofrece un mundo de actividades y aventuras.

¿En qué otro lugar puedes visitar un volcán, observar tortugas laúd en peligro de extinción en su hábitat natural, lanzarte en tirolina por una selva tropical virgen, ir de excursión a la cima de un pico incluido en la lista de la UNESCO, descubrir fortalezas históricas e incluso hacer tu propio chocolate?

Estos son algunos de los aspectos más destacados de Santa Lucía.

Aventuras en la selva

 Más allá de la playa

Volando alto

Colocarse un arnés y aventurarse en un emocionante recorrido de tirolina es una de las mejores formas de conocer la selva esmeralda de Santa Lucía, que cubre la asombrosa cantidad de 7.689 hectáreas del interior montañoso de la isla. Camina por el bosque y sigue los senderos, puentes de madera y pasarelas de cuerda, canalizando el Tarzán que llevas dentro, mientras vas zumbando de plataforma en plataforma en el fantástico Treetop Adventure Park. También puedes combinar la tirolina con el senderismo o el ciclismo y terminar tu día lleno de acción con un refrescante baño en la base de una cascada.

Visita a las copas de los árboles

Si prefieres explorar a un ritmo más tranquilo, súbete al Teleférico del Bosque. Disfruta de la suave brisa y escucha los sonidos de la selva mientras la góndola al aire libre se desliza por el bosque tropical. Un naturalista te ayudará a identificar las numerosas plantas, como los helechos gigantes y las coloridas heliconias, así como los distintos cantos de las aves. Si tienes suerte, podrás ver algún colibrí.

 Más allá de la playa

Senderismo

Tanto si eres un completo principiante como si tus botas de montaña están desgastadas por kilómetros de caminata, te resultará difícil encontrar un entorno natural más impresionante para practicar el senderismo.

Un paseo guiado por el bosque tropical es una forma maravillosa de descubrir la increíble flora y fauna de la isla, y hay rutas para todos los niveles. La ruta natural de Tet Paul (45 minutos) es ideal para las familias, mientras que la ruta del bosque tropical de Des Cartiers (2 horas) ofrece la oportunidad de avistar el raro loro de Santa Lucía. Un paseo guiado por el sendero Jacquot (3h 30) te lleva a través de la reserva de selva tropical protegida más antigua de la isla, atravesando barrancos y arroyos.

 Más allá de la playa

Maravillas volcánicas

Los Pitones

 Más allá de la playa

Los emblemáticos Pitones de Santa Lucía, dos tapones volcánicos revestidos de selva que se elevan espectacularmente desde el mar, son reconocibles al instante y constituyen el telón de fondo perfecto para las fotos de este paraíso natural. Los senderistas experimentados disfrutarán de la oportunidad de escalar el Gros Piton, que, con una altura de 1.200 metros, es el más alto de los dos Pitones, pero más fácil de escalar que el Petit Piton, casi vertical. La caminata guiada dura unas cuatro horas (ida y vuelta) y es bastante exigente, con algunos senderos empinados y rocosos, pero las vistas desde la cima te dejarán sin aliento (¡junto con los últimos escalones!). Recompénsate con una bien merecida cerveza Piton helada, la cerveza local de la isla, o con un relajante baño en unas aguas termales.

Manantiales de azufre

 Más allá de la playa

No todos los días se tiene la oportunidad de conducir hasta un volcán activo, pero sí en Sulphur Springs, cerca de Soufriere. A pesar de su reputación de ser el único volcán del mundo que se puede visitar en coche, no se puede entrar en él (¡y probablemente no querrías hacerlo!), pero la carretera lleva hasta él y se puede acercar lo suficiente como para sentir el calor y oler el característico olor a azufre. Camina por el cráter y maravíllate con el poder de la madre naturaleza al pasar por piscinas de lodo burbujeante, fuentes termales y respiraderos de vapor.

Bienestar

Baños de barro y piscinas calientes

 Más allá de la playa

Un viaje a Santa Lucía no estaría completo sin un lugar de rejuvenecimiento natural. A las afueras del parque Sulphur Springs podrás bañarte en piscinas ricas en minerales que, según se dice, reducen el estrés y curan las dolencias de la piel. Sumérgete en el barro purificador -sin olvidarte de tomarte el obligado selfie de pies a cabeza- antes de enjuagarte en los baños de agua caliente, que te dejarán una piel suave como la de un bebé, aunque no acabes pareciendo diez años más joven, como afirman los entusiastas guías.

En el cercano Jardín Botánico de Diamond Falls podrás sumergirte en baños minerales calientes alimentados por manantiales subterráneos que aliviarán los músculos y las articulaciones cansadas, algo que se agradece especialmente después de todas esas actividades de aventura.

Escapadas al spa

 Más allá de la playa

Con sus encantadoras salas de tratamiento en forma de casita de árbol, el Rainforest Spa de Sugar Beach, A Viceroy Resort, se asemeja a un pueblo de cuento de hadas y ofrece tratamientos con ingredientes procedentes de los manantiales y plantaciones volcánicas de Santa Lucía.

Si lo que buscas es una escapada relajante y rejuvenecedora, BodyHoliday cumple todos los requisitos. Con un galardonado centro de bienestar, un montón de actividades y un tratamiento de spa diario incluido, es el retiro de bienestar perfecto.

Actividades acuáticas

Buceo y navegación

 Más allá de la playa

El increíble paisaje de Santa Lucía puede distraerte de su impresionante mundo submarino, pero los prístinos arrecifes de la isla son muy accesibles. Practica esnórquel y buceo en la costa suroeste, en Anse Chastanet, para descubrir coloridos arrecifes que albergan tortugas, peces loro, morenas y caballitos de mar. Navegar es una forma estupenda de ver la hermosa costa de la isla y los pueblos pesqueros tradicionales, mientras que las agitadas olas atlánticas de la costa sur son perfectas para practicar kitesurf.

Encuentros con la fauna

Paseos a caballo, avistamiento de tortugas y observación de aves

 Más allá de la playa

Con un entorno natural tan increíble, no faltan los encuentros con la fauna en la isla. Reserva una excursión a caballo y deja las huellas de sus cascos en la arena de una de las playas vírgenes del norte de la isla; ¡incluso podrás bañarte en el mar con tu caballo!

Únete a la observación de tortugas marinas de Des Barras (de marzo a agosto) en la playa virgen de Grande Anse y acampa bajo las estrellas para esperar ansiosamente la llegada de las tortugas laúd, en peligro de extinción, que llegan a la orilla para excavar sus nidos en la playa. La oportunidad de ver de cerca a una de estas majestuosas criaturas es realmente mágica.

Los observadores de aves estarán en su elemento en Santa Lucía, y el renombrado Sendero del Santuario de Aves de Millet alberga más de 30 especies de aves, incluyendo especies endémicas como el loro de Santa Lucía y la curruca de Santa Lucía.

Los favoritos de los gastrónomos 

Tour del chocolate

 Más allá de la playa

Si eres un adicto al chocolate, no te pierdas la fantástica experiencia Tree to Bar en la plantación de cacao Rabot Estate. Pasea por los cotos de cacao y selecciona las vainas de cacao para cortarlas del árbol antes de tostar los granos y hacer tu propia barra de chocolate.

Descubrimiento cultural

Turismo en el Parque Nacional de la Isla de las Palomas

 Más allá de la playa

Los aficionados a la historia deberían dirigirse a esta antigua base militar para ver restos de fuertes y búnkeres, pero también cuenta con un increíble mirador y acoge el Festival anual de Jazz y Artes de Santa Lucía.

Si todo esto no fuera suficiente, por qué no reservar una excursión en Segway por la selva tropical, ir a ver ballenas y delfines, o probar el ron local en una excursión a una destilería, ¡Santa Lucía tiene de todo!

¿TIENES PENSADO VIAJAR? PIDE PRESUPUESTO GRATIS

Acepto los términos y condiciones.

OFERTAS DE VIAJE RELACIONADAS