¿Cuáles son las ciudades que tienes que visitar en Bélgica?

TOMA NOTA DE LAS CIUDADES MÁS DESTACADAS PARA VISITAR CUANDO VIAJES A BÉLGICA

Aunque todas las ciudades belgas merecen ser visitadas, las más destacadas son las que pueden ofrecer a los turistas una combinación de historia, cultura, arquitectura y cosas que hacer. Los turistas pueden encontrar edificios que llevan casi mil años en pie, siendo testigos del paso del tiempo a través de los distintos estilos arquitectónicos, desde la cantería medieval del Halle de Brujas hasta la forma geométrica actual del Museum aan de Stroom de Amberes.

Bélgica cuenta con decenas de iglesias históricas notables para admirar, y las plazas y parques de las ciudades más bellas de Bélgica son el sueño de cualquier fotógrafo.

Las principales ciudades belgas también son conocidas por sus excelentes museos, especialmente los de arte, que suelen contar con amplias colecciones de los antiguos maestros flamencos. También se pueden encontrar museos de historia regional y folclórica en muchos lugares, lo que ofrece a los turistas la oportunidad de comprender la rica historia cultural de Bélgica.

Planifica tu ruta de viaje con esta lista de las mejores ciudades para visitar en Bélgica.

Bruselas

Grand Place, Bruselas

Bruselas, centro económico y político del país, tiene un aire muy diferente al de cualquier otra ciudad belga. De hecho, su papel como capital de la Unión Europea ha propiciado la afluencia de cultura de todo el continente y es quizás la razón por la que la selección de restaurantes y cafés de la ciudad es tan diversa y abundante.

Quienes hacen su escapada a Bruselas por primera vez suelen hacer su primera parada en la Grand Place (Grote Markt), donde se encuentran las históricas casas gremiales (Gildehuizen), seguida de un paseo por la Rue de l'Etuve hasta el monumento más famoso de la ciudad, el Manneken Pis.

Los turistas podrían pasar días disfrutando de las atracciones cercanas al Palacio Real (Koningsplein), la residencia oficial de la familia real belga. Justo al pie del palacio, los visitantes pueden explorar el Sitio Arqueológico del Palacio de Coudenberg, donde se han revelado los cimientos del palacio original y las antiguas calles, que ahora están abiertas al público.

Un poco más allá se encuentra el Mont des Arts, que alberga los principales museos de la ciudad, como el Museo de Arte Antiguo (Musée d'art Ancien) y el Museo de Arte Moderno (Musée d'art Modern); el Museo Magritte; y el Museo BELvue, que explora la historia del país.

Hay un hermoso parque justo debajo del palacio, pero el espacio público más célebre de Bruselas es el Parque del Cincuentenario, creado en 1880. El Palacio del Cincuentenario se encuentra en la parte trasera del parque y alberga el Museo del Ejército Belga y el Museo de Historia Militar, así como el Museo Real de Arte e Historia. Los edificios administrativos de la Unión Europea se encuentran en el extremo opuesto del parque.

Amberes

Fuente de Brabo en la Grote Markt, Amberes

Amberes es conocida desde hace mucho tiempo como centro de artesanos y artistas, así como un activo puerto comercial. Los visitantes pueden explorar la Gran Plaza (Grote Markt) para ver las históricas casas gremiales y el antiguo Ayuntamiento (Stadhuis), y a una manzana al norte se encuentra la ornamentada Carnicería (Vleeshuis). En las cercanías hay más edificios históricos, como el Museo Plantin-Moretus y la Casa de Rubens (Rubenshuis), que cuentan con colecciones abiertas al público.

Los museos de Amberes son algunos de los mejores de Bélgica, y el Museo aan de Stroom (MAS) contiene una sorprendente variedad de exposiciones que profundizan en la historia, tanto local como mundial. El Museo Real de Bellas Artes, así como el Museo Mayer van den Bergh, se centran en las bellas artes producidas por algunos de los artistas más famosos de la ciudad, como Van Dyck, Rubens y Jordaens. Una de las novedades de la ciudad es el Museo de la Red Star Line, ubicado en el antiguo edificio portuario de la compañía de vapores, que analiza la masiva ola de emigración de finales del siglo XIX y principios del XX.

Amberes cuenta también con excelentes atracciones familiares, ambas situadas cerca de la impresionante Estación Central de Amberes (también conocida como Middenstatie). Una visita no está completa sin una parada en la Nación del Chocolate, donde se puede aprender sobre el chocolate belga y, por supuesto, probarlo hasta la saciedad.

Cerca de allí, el zoo de Amberes mantiene a los niños ocupados con más de 6.000 animales, mientras los padres aprecian la espectacular arquitectura, que va desde reproducciones de templos antiguos hasta el Art Decó.

Los turistas que deseen ver arquitectura y obras de arte eclesiásticas tienen varias opciones, la más famosa de las cuales es la Iglesia de San Pablo (Sint-Pauluskerk). Esta iglesia de estilo gótico tardío se construyó entre 1517 y 1639 y alberga pinturas de Jordaens, Van Dyck y Rubens. La Catedral de Nuestra Señora de Amberes (Onze Lieve Vrouwkathedraal), la mayor iglesia gótica del país, se encuentra en el corazón del casco antiguo, cerca de la Grand Place, y la Iglesia de Santiago (Sint-Jacobskerk) es la mejor iglesia barroca de la ciudad, situada a pocas manzanas de aquí.

Gante

Vista del río Leie y del puente de San Miguel en Gante

El casco antiguo de Gante está repleto de bellos edificios históricos, muchos de los cuales son las casas gremiales y los mercados que discurren a lo largo del canal Graseli. El más antiguo de estos edificios es la Koornstapelhuis románica, construida alrededor del año 1200. La Casa de los Albañiles (Gildehuis der Metselaars) y la Casa de los Barqueros Libres (Gildehuis der Vrije Schippers) datan de principios del siglo XVI, y la Casa de la Aduana (Tolhuisje) se construyó en 1682. El canal Korenlei está flanqueado por otros bellos ejemplos, la mayoría de los cuales sirvieron en su día como casas particulares de los comerciantes de élite de la ciudad.

La zona del mercado antiguo de Gante se encuentra cerca de los canales, empezando por el Groot Vleeshuis (Mercado de la Carne), una fantástica estructura medieval construida en 1410. Al lado se encuentra el Vismarkt (Mercado del Pescado), construido en 1689, y a dos manzanas el Korenmarkt (Mercado del Trigo) se sitúa en la cabecera de una antigua plaza de mercado que ahora alberga numerosos cafés y restaurantes. Cerca de allí, los turistas también pueden visitar el antiguo Ayuntamiento de la ciudad (Stadhuis), conocido por su miscelánea de estilos arquitectónicos de siglos de añadidos.

La ciudad también alberga algunas iglesias espectaculares, sobre todo la Catedral de San Bavón (Sint-Baafskathedraal), que también es una crónica de estilos arquitectónicos, como una cripta románica, un coro del alto gótico del siglo XIII y una nave y una torre del gótico tardío del siglo XVI.

Otra excelente estructura gótica es la iglesia de San Miguel, construida en el siglo XV con arenisca belga. Al lado se encuentra el puente de San Miguel (Sint-Michielsbrug), el lugar perfecto para hacerse un selfie con el horizonte de la ciudad de fondo.

Los turistas que quieran saber más sobre la historia de Gante y la vida popular flamenca querrán visitar el Museum voor Volkskunde, que presenta casas y talleres reconstruidos tal y como eran hacia 1900. El Museo de Gante (STAM), que se encuentra en la antigua abadía cisterciense de Bijloke, tiene más exposiciones que exploran el patrimonio de la ciudad.

 

Brujas

Canal y puente de piedra en Brujas

El casco antiguo de Brujas, de marcado carácter medieval, es uno de los destinos más románticos de Bélgica, repleto de estrechas calles empedradas y tranquilos canales. Las plazas principales de Brujas, el Markt y la plaza del Burg (también conocida simplemente como "el Burg"), están situadas en el corazón del casco histórico. Es la zona ideal para empezar un día de turismo, con multitud de edificios históricos y monumentos emblemáticos.

El elemento más famoso del Markt es el Campanario (Belfort van Brugge), un campanario medieval con un carillón de 47 campanas que se encuentra en lo alto del Halle. Los turistas ambiciosos que deseen una vista panorámica de la ciudad pueden subir los 366 escalones hasta la cima.

Otros edificios históricos de la plaza Markt son la Huis Bouchoute, del siglo XV, y el Provinciaal Hof, un buen ejemplo de arquitectura gótica. Como su nombre indica, los visitantes también encontrarán una gran variedad de tiendas en el Markt y sus alrededores, así como encantadores cafés.

escapadas europa

A una manzana de distancia se encuentra la plaza del Burg, una zona peatonal que alberga el Ayuntamiento (Stadhuis), una estructura gótica construida entre 1376 y 1420. El Burg también alberga la Basílica de la Santa Sangre, conocida por tener un frasco de lo que se dice que es la sangre de Jesús. Otro bonito edificio es el de la Libertad de Brujas, antigua sede de los tribunales y actual sede de la Oficina de Turismo de Brujas.

El Museo Groeninge (Stedelijk Museum voor Schone Kunst) es uno de los museos más conocidos de la ciudad, que alberga una impresionante colección de pinturas de los antiguos maestros flamencos. Una pequeña colección de obras de Hans Memling se encuentra en el Museo Memling, que a su vez se encuentra en el edificio más antiguo de Brujas, el Sint-Jansspitaal (Hospital de San Juan), del siglo XII. Dentro del antiguo hospital, los turistas pueden ver exposiciones de instrumentos médicos centenarios y otros artefactos que relatan la historia del lugar.

Lieja (Luik)

Vista desde las escaleras de la Montaña de Bueren

Aunque Lieja no sea la más pintoresca de las ciudades belgas, debido a una herencia industrial que promovió la función sobre el florecimiento, tiene mucho que ofrecer a los turistas.

El monumento más famoso de la ciudad es la Montaña de Bueren, una serie de 374 escalones con una asombrosa inclinación del 30%. En su día, los escalones proporcionaban a los soldados una ruta directa desde los Coteaux de la Citadelle hasta el centro de la ciudad, y hoy en día ofrecen a los turistas unas vistas espectaculares si consiguen llegar a la cima. Los turistas que visiten la ciudad durante el mes de octubre deben asegurarse de visitarla por la noche, cuando toda la escalinata se llena de velas.

Lieja cuenta con numerosos y hermosos espacios públicos, siendo el más grande el Parque de la Boverie. Además de los espectaculares jardines y los amplios prados que bordean los ríos Mosa y Dérivation, el parque alberga La Boverie, un museo de bellas artes.

En el Quai de Maestricht, en el extremo norte del centro de la ciudad, se encuentran otros museos. El Museo Curtius (Musée Curtius) muestra una variedad de artefactos y artes decorativas que abarcan desde la prehistoria hasta el siglo XIX, y el Museo del Vidrio (Musée du Verre) exhibe objetos de vidrio desde el siglo V a.C.

Los turistas que busquen iglesias históricas tienen varias para elegir. Las más céntricas son la catedral de San Pablo, en la plaza de la Catedral, fundada en el año 971, y la iglesia de San Bartolomé, del siglo XI, situada cerca del muelle de Maestricht. La Basílica de San Martín, reconstruida en el siglo XVI y con vidrieras que datan de 1526, está situada en una colina que domina el centro de la ciudad.

Lovaina (Louvain)

Stadhuis de Lovaina

A pesar de la gran destrucción sufrida durante las dos guerras mundiales, un buen número de los edificios históricos más impresionantes de Lovaina siguen en pie. Los turistas querrán empezar en el centro del casco antiguo, en la Grote Markt, una zona que sigue siendo el centro de la actividad social de la ciudad. En la cabecera de la plaza se encuentra la Iglesia de San Pedro (Sint-Pieterskerk), un impresionante ejemplo de la arquitectura gótica de Brabante que alberga el Museo de Arte Religioso (Stedelijk Museum voor Religieuze Kunst). El antiguo Ayuntamiento (Stadhuis) también se encuentra en la plaza, mostrando sus ornamentadas fachadas con 236 figuras.

Desde el siglo XV, la universidad de Lovaina tiene fama de ser una de las instituciones más respetadas de Europa. Es aquí, en el amplio campus, a lo largo de la calle Naamsestraat, donde los turistas pueden encontrar más ejemplos de los primeros edificios que se han construido a lo largo del tiempo. Otro fascinante grupo de casas históricas se encuentra en el Groot Begijnhof, una comunidad fundada en el siglo XIII.

Una excelente colección de artesanía y arte local se encuentra en el M-Museum Leuven, así como exposiciones que incluyen arte de todo el mundo, desde la época clásica hasta el presente y que abarcan todos los medios artísticos.

Los naturalistas apreciarán el Jardín Botánico Kruidtuin de Lovaina, diseñado a principios del siglo XVIII como jardín de plantas medicinales para estudiantes universitarios.

Mons (Bergen)

El campanario de Mons

La ciudad de Mons está situada al sur de Bruselas, cerca de la frontera francesa, y actúa como centro de varias rutas principales que convergen y se extienden en todas las direcciones. Como muchas otras ciudades belgas, el centro de la ciudad es la histórica Grand-Place, una animada plaza repleta de tiendas, restaurantes y cafés. Es un lugar excelente para pasar una tarde admirando los edificios del Ayuntamiento (también conocido como Hôtel de Ville), algunos de los cuales datan de mediados del siglo XV.

No muy lejos de aquí, en una colina que domina la ciudad, los turistas pueden admirar el Campanario de Mons (también llamado El Catiau), una torre barroca del siglo XVII de 87 metros que alberga un carillón de 47 campanas.

Los turistas que deseen saber más sobre la historia y la gente de Mons pueden visitar el Museo del Folclore de Mons (Musée de la Vie Montoise), situado en un antiguo convento. El Museo Conmemorativo de Mons ofrece una visión más profunda de cómo la posición estratégica de la ciudad afectó a su historia y a la vida de sus habitantes, especialmente durante la Primera y la Segunda Guerra Mundial.

Los amantes del arte apreciarán el recién renovado Museo de Bellas Artes, que se centra en los artistas belgas y franceses, y el Museo de Artes Decorativas Francois Duesberg cuenta con una importante colección de objetos decorativos que pertenecieron a la aristocracia francesa, con una asombrosa exposición de relojes.

Namur (Namen)

Ciudadela de Namur en el río Mosa

Namur es una ciudad belga más pequeña que, al igual que Mons, fue el centro de muchos conflictos debido a su posición estratégica. La joya de la corona de esta ciudad es la Ciudadela de Namur, situada en un afloramiento entre los ríos Mosa y Sambre. Los turistas pueden explorar la antigua fortificación, incluyendo sus murallas, cuarteles y túneles subterráneos, así como aprovechar las excelentes vistas de la ciudad.

Algunos de los edificios más históricos de Namur albergan sus numerosos museos, lo que permite a los turistas sumergirse plenamente en la historia y la cultura. El Museo Arqueológico de Namur se encuentra en una sala de carnes de 1590 situada en el centro del casco antiguo, cerca de la plaza más animada de la ciudad, la Place d'Armes.

El Museo de Arte Antiguo (Musée des Arts Anciens du Namurois) se encuentra en la Rue de Fer, dentro del Hôtel de Gaiffier d'Hestroy, del siglo XVII, y muestra la artesanía y el arte regionales que se remontan a la Edad Media. Los objetos eclesiásticos se encuentran en el tesoro de la iglesia de Notre Dame, una hermosa iglesia barroca.

Ypres

La Puerta de Menin, Ypres

Aunque gran parte de los edificios originales de la ciudad fueron destruidos durante la Primera Guerra Mundial, Ypres sigue albergando numerosos y bellos monumentos históricos. La Grote Markt todavía está dominada por la enorme Lakenhalle (Sala de las Telas), un edificio que fue el centro de la otrora próspera industria de la ciudad.

Los turistas pueden subir a la torre para disfrutar de unas vistas impresionantes de Flandes, y de junio a octubre, los visitantes pueden disfrutar del sonido de las 49 campanas que suenan en el imponente campanario de la Lakenhalle. En la Grote Markt también se encuentran la Nieuw Vleeshuis (Sala de la Carne), del siglo XIII, y el Kasselrijgebouw (Ayuntamiento Viejo).

Por desgracia, gran parte de la importancia histórica de Ypres se debe a las trágicas batallas de la Primera Guerra Mundial. El Museo de los Campos de Flandes (situado en Lakenhalle) es un buen lugar para conocer las batallas y obtener información sobre la visita autoguiada al campo de batalla. Tradicionalmente, los visitantes comienzan su recorrido como lo hicieron los soldados británicos, embarcando desde la Puerta de Menin.

¿TIENES PENSADO VIAJAR? PIDE PRESUPUESTO GRATIS

Acepto los términos y condiciones.

OFERTAS DE VIAJE RELACIONADAS