10 cosas que ver y hacer en Malta

CONOCE MALTA CON LOS INCREĂŤBLES PLANES QUE PROPONEMOS

Malta es un lugar intrigante, donde los cuentos míticos y las ciudades medievales -con calles empedradas, catedrales renacentistas y palacios barrocos- se unen a las costas rocosas, las playas de arena caramelo y algunos de los lugareños más amables. Pero, ¿qué sabes realmente de este archipiélago del Mediterráneo? Nos adentramos en este encantador país y os enseñamos por qué debería estar en vuestra lista de deseos de viaje. No te pierdas todas las cosas que ver y hacer en vuestro viaje a Malta.

1. Puedes nadar en una piscina natural y encontrar playas escondidas

Las espectaculares playas de Malta están menos frecuentadas que las de otros países mediterráneos, y cada una tiene su propio encanto. Está la apacible bahía de Ghajn Tuffieha, que se encuentra en una remota cala escondida tras la ladera. Baja los escalones hasta el océano y elige un lugar en la arena de color miel: es uno de los mejores lugares de Malta para contemplar una puesta de sol con vistas al mar. La piscina de San Pedro es una experiencia única. Aquí encontrarás una increíble piscina natural en la que podrás bucear en las brillantes aguas cobalto o tomar el sol en la cuña rocosa que sobresale del mar. Si viajas en familia, recomendamos la bahía de Mellieha, una enorme playa de 800 metros con aguas tranquilas y poco profundas, para que los más pequeños puedan remar libremente.

9 cosas que pueden sorprenderle de Malta

2. El plato nacional de Malta es el estofado de conejo

Los sabores malteses están muy influenciados por los estilos culinarios de los vecinos europeos de la región, como España, Francia y Sicilia. El marisco aquí es excepcional. Prueba el pez espada, la langosta y el pulpo capturados localmente, o el pescado más popular de Malta, el lampuki, que puedes probar recién horneado o incluso en una tarta de hojaldre. Si el marisco no es lo tuyo, prueba el plato nacional de Malta, el "Fenek", un guiso de conejo que se deshace en la boca; o el "Imqaret", paquetes fritos de pasta dulce rellenos de cítricos, especias y dátiles. Aquí existe una verdadera cultura gastronómica, y puedes disfrutar de experiencias de inmersión como aprender a hacer el tradicional queso Ä bejna de la isla de Gozo, o visitar una granja de olivos para ver cómo se produce el aceite de oliva maltés.

9 cosas que pueden sorprenderle de Malta

3. Puedes explorar Malta en Segway

Descubre las cuevas ocultas, las calas secretas y la campiña rústica de la isla maltesa en una divertida excursión en Segway. Es una forma estupenda de desplazarse, y hay algunos excelentes guías locales que pueden llevarte a las zonas más rurales de las islas. También se puede alquilar bicicletas o quads para una aventura fuera de la carretera; o si te gusta la escalada, Malta cuenta con más de 1.300 rutas que puedes visitar. Ponte las botas de montaña y prueba la escalada deportiva, el rappel o el psicobloc en aguas profundas. Los deportes acuáticos también son excelentes. La increíble visibilidad y las aguas cálidas hacen que las condiciones de buceo sean ideales, por lo que puedes salir a explorar sus fascinantes pecios, arrecifes y vida marina, como el pez damisela azul. También se puede practicar snorkel, parapente, kayak y windsurf.

9 cosas que pueden sorprenderle de Malta

4. La fiesta del pueblo de Gozo es una fiesta de la que no se puede prescindir

La majestuosa isla de Gozo es una joya intacta que rebosa carácter, desde las historias de sus legendarias leyendas hasta su impactante y salvaje belleza: imagínate playas tranquilas e impresionantes paisajes abiertos. Toma el ferry desde Malta y llegarás a su hermana pequeña, Gozo, en sólo 25 minutos. La vida aquí es muy relajada y notarás el cambio de ritmo enseguida. Si quieres acelerar el ritmo, puedes practicar la escalada, el buceo o seguir una de sus bonitas rutas de senderismo. Pero, sobre todo, no puedes perderte la "temporada de fiestas" de la isla, que se celebran en honor del patrón de cada pueblo. A finales de mayo y durante todo el mes de septiembre, los pueblos se llenan de celebraciones y bandas de música, las calles se cubren de banderolas y se llenan de deliciosos puestos de comida, y por la noche, los fuegos artificiales iluminan el cielo de tinta.

9 cosas que pueden sorprenderle de Malta

5. La isla de Comino alberga la famosa Laguna Azul

Si te gusta la naturaleza, haz una excursión de un día a Comino, la más pequeña de las islas maltesas. Las tranquilas calas de la bahía de San Niklaw y la bahía de Santa Marija son los mejores lugares para relajarse. Puedes nadar en sus aguas cristalinas o encontrar un lugar protegido en la arena para perderte en unos cuantos capítulos de tu libro. La Laguna Azul es un paraíso absoluto: no podrás creer el color del agua. Ponte la máscara de buceo y experimenta el mundo submarino de Comino, con peces psicodélicos y corales tropicales. Durante tu estancia en la isla, no pierdas de vista la fauna y la flora, como el camaleón mediterráneo y el lagarto de Malta.

9 cosas que pueden sorprenderle de Malta

6. Podrás ir de fiesta en sitios geniales

El panorama de los festivales en Malta es épico, con experiencias extraordinarias como el Lost and Found de Annie Mac, en el que se puede festejar en escenarios insólitos como un antiguo castillo o en un barco en el mar Mediterráneo, con la costa de Malta como telón de fondo. Si te apetece algo más relajado, Earth Garden es un festival de música, arte y cultura. Escucha a los músicos locales en sesiones de improvisación; encuentra baratijas artesanales en el Mercado Étnico; y prueba la apetitosa comida callejera, desde bollos de panceta de cerdo hasta crepes dulces. Si lo tuyo es la música alternativa, Rock the South presenta lo mejor de los artistas indie y folk de Malta.

9 cosas que pueden sorprenderle de Malta

7. La ciudad amurallada de La Valeta está llena de arte y ópera

La Valeta es la resplandeciente capital de Malta, conocida por sus monumentos barrocos como la Concatedral de San Juan. Merece la pena pasar la noche aquí. Por la mañana, pasea por sus estrechas callejuelas; fotografía el impresionante Nuevo Edificio del Parlamento y la Ópera Real; y para disfrutar de unas vistas panorámicas del Gran Puerto, visita los magníficos Jardines de Upper Barrakka, que datan de 1661. Para comer, en la plaza de San Juan encontrarás algunos de los mejores pastizzi malteses, sabrosos pasteles rellenos de cremosa ricotta. Más tarde, dirígete a la Concatedral de San Juan, donde se encuentra el icónico óleo de Caravaggio, La decapitación de San Juan Bautista, y si tienes tiempo, los túneles del refugio antibombas de la Segunda Guerra Mundial en el palacio del siglo XVI, Casa Rocca Piccola, son fascinantes. Por la noche, puedes escuchar jazz en directo y degustar vino local en el íntimo Bridge Bar.

9 cosas que pueden sorprenderle de Malta

8. Hay templos y un laberinto para explorar

Si eres un verdadero aficionado a la historia, te contamos dónde encontrar los mejores museos, templos y palacios de este archipiélago repleto de cultura. También hay tres lugares declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Viaja al pasado en los Templos Megalíticos de Malta, las estructuras independientes más antiguas del mundo, construidas originalmente hace 5.500 años. La ciudad renacentista de La Valeta es también Patrimonio de la Humanidad, con más de 320 monumentos históricos, y en la capital se encuentra el tercer monumento de Malta incluido en la lista de la UNESCO. El prehistórico Hipogeo de Saflieni es un lugar de enterramiento subterráneo descubierto en 1902; explora su enmarañada estructura de cámaras conocida como "el laberinto". El acceso al Hipogeo es limitado, así que tienes que reservar las entradas con al menos un mes de antelación.

9 cosas que pueden sorprenderle de Malta

9. Sol todo el año

Malta es un destino fantástico durante todo el año, con más de 300 días de sol. Los meses más calurosos son entre junio y septiembre, cuando los días suelen ser ventosos, pero soleados y secos, aunque agosto y septiembre pueden ser un poco húmedos. Es un clima típicamente mediterráneo, por lo que los inviernos suelen ser frescos. El otoño es un buen momento para ir si se desea una escapada más activa, o si se busca una estancia cálida y soleada, los largos veranos hacen de Malta una opción de primer orden.

10. Malta es un país favorable al colectivo LGBTI

Una de las cosas que más nos gustan de Malta es su gente: los malteses son unos de los lugareños más cálidos y acogedores del mundo, por lo que no es de extrañar que durante tres años consecutivos este país con visión de futuro haya sido el primero en el Índice Arco Iris de ILGA-Europa, que clasifica a 49 países europeos en función de su situación de igualdad LGBTI. El verano en Malta se centra en el Orgullo, un evento anual que celebra el amor y la diversidad. Aplaude a los hábiles artistas, observa cómo pasan por delante de tus ojos las caleidoscópicas carrozas y anima a los miles de manifestantes que llenan las calles de color.

9 cosas que pueden sorprenderle de Malta

ÂżTIENES PENSADO VIAJAR? PIDE PRESUPUESTO GRATIS

Acepto los términos y condiciones.

OFERTAS DE VIAJE RELACIONADAS